Alessandro Florenzi Roma

-Nene, yo voy a la cancha, pero promete que si hacés un gol, me lo vas a dedicar.

Palabras más, palabras menos, ese fue el diálogo que mantuvo Alessandro Florenzi, jugador de Roma, y su abuela. Y las promesas están para cumplirse, aunque lo que no sabía la mujer de 82 años era que la dedicatoria sería mucho más especial de lo que imaginó.

En el triunfo de Roma ante Cagliari por 2-0, Florenzi fue la gran figura del partido. No solo brindó una asistencia para que Mattía Destro abra el marcador, sino que minutos después marcó el 2-0 y cumplió su promesa: saltó los carteles, subió a la tribuna y abrazó a su abuela, que lo miraba emocionada y sorprendida.

Sin embargo, cuando regresó al campo de juego, el árbitro lo esperaba con la tarjeta amarilla para amonestarlo, tal como marca el reglamento. Aunque poco le interesó a Florenzi. En definitiva, lo que importa es la familia.

 WHATSAPP FMA102