Practicó yoga y terapias alternativas por años, pasa por un infierno y es sanada por Cristo

Yoga

Probó todo lo alternativo que ofrecía el mercado de la nueva era. Buscaba la felicidad por ese camino hasta que sintió que estaba esclavizada…

A continuación el testimonio de una joven argentina que quedó atrapada durante varios años en un infierno personal:

«Les cuento rápidamente el camino que recorrí, cuesta abajo, hacia la perdida de Dios. 
»Siendo católica no practicante y tratando de superarme por el camino equivocado hice de todo, siempre con apariencia de bueno. Entusiasmada por mis amigas fui a una señora que tira las cartas, solo por curiosidad. Después comencé a leer libros de auto ayuda, un poco de metafísica, lecturas de la nueva era, etc…

Enganchada al yoga
»Amante de los deportes y cansada de la rutina, empecé, también llevada por una amiga, a hacer yoga en una fraternidad muy conocida. A los pocos meses me fui de allí porque manipulaban la voluntad de las mujeres. Pase a otro grupo de yoga “más serio”. Unos italianos recién llegados (rishis), con maestro y todo. Allí, aprendí otro tipo de vida austera. Leí mucho sobre budismo, taoismo, otros maestros, técnicas de yoga y nueva era en general, todo me parecía muy estimulante y nuevo.

»Conocí gente distinta y todos parecían muy agradables. Durante mas de 5 años, aprendí e hice diversas meditaciones, asanas, vegetarianismo, seminarios impartidos y cobrados por el maestro, ayunos, tai-chi… todo muy interesante para el que está buscando y no conoce a Jesús. Me alejé de mi familia y del mundo.

“Acabé levitando…”
»El resultado. Un buen día me desperté levitando sobre la cama… con una criatura (espiritual), como pulpo, agarrado a mi cabeza. Con juegos de palabras había entregado mi alma. Para tratar de sacarme esa cosa que me consumía toda mi energía, hice lo que no había que hacer. Busqué entre señoras que curaban o liberaban. Todas estas personas tenían imágenes de la Virgen o iban a la iglesia, así que era difícil desconfiar. También me hicieron reiki, bioenergética, energía universal y lo que se ofrece en el mercado espiritual como “alternativo”. Si había alguna mejora era sólo momentánea. Contaminación y más contaminación espiritual. Como no se ve…

La gracia de Dios me rescató…
»Al fin, por gracia de Dios entré a la iglesia. Me llegó la salvación, primero en la Legión de María y luego al grupo de oración carismático. Sobreviví el primer año gracias a los retiros carismáticos en Padre Hurtado, Chile, mes a mes. Mi vida ha sido muy difícil desde entonces…pero siempre acompañada y consolada por Jesús y María.

»Quiero compartir que vi lo que hay detrás del yoga y por quienes es utilizada. Que produce una gran confusión de valores, robo de energía y total perdida de la libertad. Que el yoga cristiano es un contrasentido. Que no se debe tener en las parroquias una práctica que utiliza la nueva era y que lleva a la soberbia y al orgullo espiritual.

Invocación a otros dioses
»Las “asanas” son ejercicios espirituales con invocaciones a otros dioses… eso es idolatría.
No se puede poner la mente en blanco durante las meditaciones ni relajaciones porque es peligroso.
»Hay un mundo espiritual que no vemos y que la Biblia lo menciona (ef.6-12)

Sanación y liberación
»En fin, hace más de 5 años que estoy tratando de sanarme, entre persecuciones, ataques mentales y espirituales. He recibido ayuda de muchos sacerdotes y de un psiquiatra católico. Muchísima liberación y muchísima oración personal y compartida. Confesiones, oraciones de renuncia de todas las prácticas pasadas, oraciones de renuncia en confesión, renuncia al demonio y todas las prácticas anteriores, oraciones de perdón hacia mi misma y hacia las personas que me dañaron durante tanto tiempo.

»Horas ante el Santísimo, la Santa Misa y Eucaristía diaria, grupos de oración, varios rosarios diarios.

»Quiero que sepan que el diablo existe, como también espíritus demoníacos y personas que trabajan para él. No todo lo que brilla es oro. Jesús es el único que sana, salva y libera. El hace todo nuevo. Doy fe.

»Jesús, que es Dios, vino y por amor entregó su vida por nosotros».

“Sumado a este testimonio queremos agregar que el año pasado el padre Gabriel Amorth, fundador y ex presidente de la Asociación Internacional de Exorcistas, y el mayor exorcista de la Ciudad del Vaticano alertaba que el yoga era “obra del diablo”, que las personas lo hacían para relajarse, pero les llevaba al hinduismo, el cual al igual que todas las falsas religiones orientales se basaban en la falsa creencia de la reencarnación. Podrá parecer exagerado, pero viniendo de un sacerdote que ha realizado más de 70.000 exorcismos, algo debe saber respecto al obrar del demonio y su opinión es digna de tener en cuenta” (José Miguel Arraíz)

 WHATSAPP FMA102
Compartir