Comisario Navarro

En la madrugada del domingo pasado, vecinos de distintas calles de la ciudad de Tinogasta, tuvieron que soportar entre el asombro y el miedo, la virulencia inusitadas de jóvenes enfrentados a la salida de un lugar bailable ubicado por calle Copiapó. El Comisario JAVIER NAVARRO, detallo los pormenores del enfrentamiento de jóvenes muchos de los cuales menores de edad, visiblemente alcoholizados. Son barras que mantienen conflictos de superioridad y que evidencian una organización increíble, ya que, acoto la autoridad policial, disponen de  menores del sexo femenino que se trasladan en moto alertando a su barra si viene o no la policía o de quienes dan la orden de levantar las piedras y en qué momento arrojarlas. Esto fue ratificado por vecinos que fueron incrédulos testigos del accionar de estas bandas que son en su mayoría menores y que tras ser demorados por la policía, los padres expresan fastidio con los uniformados a la hora de retirarlos. La policía tuvo que aplicar estrategias de dispersión para lograr que los vándalos huyeran del lugar y hasta disparar balas de goma al aire para lograr el objetivo. Hasta ahora, dijo NAVARRO, no tenemos denuncias de roturas de vehículos ni de casa particulares. Nuestra mayor preocupación es lidiar con las legislaciones vigentes que no nos permite otra cosa que extremar esfuerzos para evitar males mayores.

LO QUE SE SABE Y NO SE LO DICE

La comunidad sabe, se da cuenta, que la policía no cuenta con efectivos necesarios como para controlar una comunidad como la tinogasteña que en los últimos años ha crecido mucho. Durante este año hubo dos altas y diez bajas. Sabe la comunidad que se han nombrado una importante cantidad de nuevos policías y ninguno de ellos fue enviado a Tinogasta. Saben los tinogasteños que la policía no cuenta con móviles suficientes como para recorrer y socorrer a vecinos de la localidad de el Puesto, por ejemplo, donde todos los fines de semana los vecinos se quejan de los ruidos molestos que provoca el rugir de las motos que ya los tienen hartos. Tinogasta sabe que la Gendarmería Nacional por directivas superiores no puede colaborar, inclusive porque la gran mayoría de sus efectivos fueron llevados a BUENOS AIRES, para proteger a los porteños y sus autoridades y Tinogasta solamente presume de contar con un edificio y unos cuantos gendarmes para hacer guardia. Para colmo los tinogasteños recuerdan que hace un tiempito atrás, el entonces SUBSECRETARIO DE SEGURIDAD, HOY ASCENDIDO A SECRETARIO DE SEGURIDAD DE LA PROVINCIA, JUAN PABLO MORALES, había prometido cámaras de seguridad que se colocarían ESTRATEGICAMENTE, pero nunca llegaron. Una burla para quienes lo escucharon. Los vecinos aducen que como tinogasteños y sin que se tenga en cuenta enemistades políticas o de lo que fuere, merecen estar en la mirada y decisión de quienes tengan que hacer un compromiso en serio con esta sociedad,  antes que suceda algo que sea irreparable para que después no lloremos sobre la leche derramada.

 WHATSAPP FMA102