Boca-Capiatá

Después de 180 minutos complicados, Boca venció por penales a Deportivo Capiatá en Paraguay, y avanzó a los cuartos de final de la Copa Sudamericana.

Dos veces estuvo el equipo xeneize en desventaja, tras los remates atajados a Chiqui Pérez y a Colazo. Pero Agustín Orion infló el pecho y también detuvo dos (el otro, el de Irala, pegó en el travesaño y se fue).

Dramático. Así fue el partido en Luque, donde Deportivo Capiatá sostuvo como pudo aquella hazaña lograda hace una semana en la Bombonera, donde había ganado por 1 a 0 ante la sorpresa de propios y extraños.

Boca no tuvo la lucidez necesaria como para desanudar un partido desprolijo, interrumpido hasta el hartazgo, áspero y, por momentos, violento. Pero tanto fue el xeneize al área rival que al final llegó al gol. En uno de los tantos centros que lanzó, a los 28 minutos Jonathan Calleri la empujó a la red justo antes de la salida del arquero Franco.

El conjunto dirigido por Rodolfo Arruabarrena pudo haberlo liquidado en los 90´, pero siguió chocando contra su propia incapacidad de crear espacios y terminó resignándose con llegar a los penales.

El próximo rival de Boca será Cerro Porteño, y el partido de ida se jugará la próxima semana, en Asunción.

 WHATSAPP FMA102