Qlink

Un sitio argentino llamado Qlink permite encriptar mensajes de hasta 1MB de tamaño. Una vez que el destinatario accede al enlace con la información, el mismo se autodestruye luego de que es leído por primera vez, aun si lo hubiese leído un robot. El cifrado se realiza con un algoritmo muy poderoso que se genera en función del movimiento del mouse y de la velocidad del tecleo.

Tras escribir un mensaje, el sistema lo convierte en un link y le permite al usuario mandarlo al destinatario mediante cualquier servicio de correo electrónico, por chat o por mensajería instantánea. La app de Qlink estará disponible en breve en la tienda de Google Play y en la App Store de Apple, adelantaron los creadores.

La plataforma fue desarrollada por los físicos teóricos y desarrolladores de software Ezequiel Álvarez (doctor en física de altas energías e investigador del Conicet), Ricardo Bianchi, Lucas Mingarro y César Miquel, todos provenientes de la facultad de Ciencias Exactas de la Universidad Nacional de Buenos Aires (UBA). “El mensaje sale cifrado desde el navegador y el código para descifrarlo queda con el usuario”, comentó Ezequiel Álvarez, y agregó: “El servidor no ve el contenido del mensaje porque es encriptado por el usuario”.

La aplicación, inspirada en la teoría de la mecánica cuántica, permite indicar la dirección IP del emisor, que le asegura al destinatario la ubicación física del servidor desde donde se generó el link. El tamaño máximo del archivo que la plataforma permite adjuntar es de 1MB dado que “el dispositivo se debe encriptar y si el archivo es muy grande, los celulares consumen muchos recursos del procesador”, apuntaron los desarrolladores.

 WHATSAPP FMA102