Más de 300 catamarqueños recibieron la jubilación por la nueva moratoria

Entrega de certificados a Jubilados Lucía Corpacci y Sebastián Noblega

La Gobernadora Lucía Corpacci presidió ayer viernes 14 de noviembre el acto de entrega de los certificados de 339 nuevos jubilados, quienes accedieron al beneficio mediante el aporte de la provincia, que se hizo cargo de la primera cuota para facilitar su acceso a la Ley 26.970 de la Nueva Moratoria de Inclusión Previsional.

El acto se desarrolló en el centro de convenciones “Presidente Juan D. Perón” del el Centro de Integración e Identidad Ciudadana, donde acompañaron a la jefa de Estado la titular de la Regional NOA de ANSES, Silvia Moreta; el titular de la UDAI Catamarca, Sebastián Nóblega, el ministro de Hacienda, Ricardo Aredes, el director de PAMI, Sergio Orellana Barrera; ministros, legisladores nacionales y provinciales, entre otras autoridades.

La entrega de las primeras jubilaciones tuvo momentos muy emotivos, ya que muchas personas que no tenían posibilidad de acceder a este derecho, lograron finalmente ingresar al sistema.

A los 339 jubilados incorporados hoy, se sumarán el mes próximo otros 1.500, lo cual marca el notable impacto social de la medida en Catamarca.

La Ley de moratoria previsional fue promulgada a través de un Decreto firmado por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, y la norma prevé incorporar unas 500 mil personas que reúnen la edad exigida para jubilarse pero no pudieron completar los 30 años de aportes.

Oportunamente, a través del Decreto 1556/2014, se oficializó el texto de la norma sancionada el 27 de agosto pasado por el Congreso con amplio consenso.

La moratoria está dirigida a los trabajadores monotributistas o autónomos que, por su situación patrimonial o socioeconómica, no puedan acceder a otros regímenes de regularización vigentes.

La Ley de inclusión previsional permitirá que se logre la meta de inclusión cercana a las 500 mil personas en condiciones de jubilarse, con 60 años para la mujer y 65 años para el hombre. Los trámites se pueden realizar sin ningún tipo de asesor ni intermediario, a través de las bocas de acceso que tiene la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) en todo el país,  con un mecanismo que permite garantizar un histórico ciento por ciento de cobertura previsional en la Argentina.

La nueva Ley de moratoria, dirigida a quienes ya tienen la edad para acceder a la jubilación (60 años en el caso de las mujeres y 65 en el caso de los hombres) o la cumplan en los dos años próximos de vigencia de la norma, permite regularizar los aportes por el período que va desde 1993 al 2003, con un plan de pagos de 60 cuotas, que serán descontadas del haber previsional.

El valor de las cuotas se va a ajustar según la evolución del índice de movilidad previsional, el guarismo utilizado para determinar los aumentos de haberes de marzo y septiembre de cada año.

Lucía, al hacer uso de la palabra, destacó que “siempre en la vida hay que tener memoria”, y recordó que “ustedes han pasado por épocas en las que cobrar el haber jubilatorio era una verdadera odisea”.

“Desde que una persona terminaba la etapa laboral e iniciaba el trámite jubilatorio en nuestro país, se pasaban dos años o dos años y medio hasta que les llegaba la jubilación, y esperaban sin un peso en el bolsillo. Yo lo viví con mi madre que era docente, que además aportaba a una caja especial… pasó más de tres años para cobrar la jubilación y nunca pudo cobrar ese aporte especial. Era una docente que trabajaba todos los días, y esta era la historia de muchísimos jubilados”, comentó.

Lucía subrayó que “desde que asumió el Gobierno de Néstor Kirhner y se empezaron a recomponer muchos, muchísimos derechos de los argentinos, la historia fue cambiando. El ANSES, de ser el lugar en donde lo primero que se decía era el ‘no’, paso a ser un lugar amigable, donde los jubilados podían ir, podían ser atendidos: se los trataba como personas que tenían derechos en sus reclamos. Se capacitó su personal, se acomodaron las oficinas para que ustedes estuvieran más cómodos, y en verdad hoy el trámite jubilatorio demora muy poco tiempo comparado con lo que demoraba antes”.

“Pero además, muchos de los que hoy critican, y dicen que las jubilaciones son bajísimas y que el Gobierno nacional no hace nada, son los mismos que a los jubilados les descontaron el 13 por ciento, porque en las épocas difíciles cortaron el hilo por lo más delgado. Mientras, este Gobierno nacional de Néstor y de Cristina, tomó la decisión de que nunca más les quiten ese derecho, y para eso les pudieron el aumento por Ley, aprobado en el Congreso: dos veces por año se les aumentan los haberes”, indicó.

Lucía también remarcó la importancia de la transformación del PAMI, y la cobertura que ofrece en medicamentos y en Salud, conjunto de gastos que en muchos casos equivale al monto de la misma jubilación.

Luego se entregaron los certificados a los nuevos jubilados, momentos muy emotivos, en los que el agradecimiento surgió como el denominador común.

 WHATSAPP FMA102
Compartir