Copa Sudamericana: la final parte 1 River logra un empate que vale oro que lo definirá en el Monumental

River logró un empate 1 a 1 ante Atlético Nacional en Colombia que lo deja muy bien parado de cara al partido de vuelta de la final de la Copa Sudamericana. El miércoles próximo jugará el desquite en el Monumental y, con ganar, será campeón. No hay gol de visitante, por lo cual cualquier igualdad lleva la definición a los penales.

Como hace seis días en el Monumental, los dueños de todos los flashes fueron Marcelo Barovero y Leonardo Pisculichi. El primero, porque resultó otra vez clave, sobre todo en los primeros minutos del encuentro. El otro, porque anotó el 1 a 1 en el momento justo con un golazo desde afuera del área.

Fue un partido complicadísimo para el conjunto millonario, que logró soportar los lógicos embates del local en los primeros minutos, gracias a un par de intervenciones claves de Trapito y la ayuda del palo.

Con el correr de los minutos, el equipo de Núñez fue equilibrando las acciones. Justo entonces, llegó el gol de Nacional. A los 34´, una gran asistencia de Carmona le permitió a Berrío ingresar al área solo por la derecha, y con un remate cruzado venció a Barovero.

El conjunto dirigido por Marcelo Gallardo acusó recibo y le costó reaccionar. Sin embargo, supo sostener ese resultado hasta el entretiempo.

En el descanso, el entrenador aprovechó para reacomodar las piezas y en la segunda etapa se vio otro River, mucho más agresivo y decidido. De todos modos, en ese rol el equipo dejó espacios para la contra de los locales, que llegaron en al menos dos ocasiones. La falta de puntería y un nuevo guiño de suerte (esta vez, del travesaño) mantuvo intacto el 1 a 0.

El Millo fue y fue, pero dio ventajas. Berrío se perdió el 2-0 casi abajo del arco. Y en la siguiente, otra vez Piscu, como contra Boca, sacó un bombazo desde afuera del área a los 20´ para clavar un 1 a 1 que se gritó como si fuera el gol de la victoria.

Los últimos 25 minutos fueron de ida y vuelta. Los dos equipos apostaron a ganar y entonces las emociones se sucedieron en ambos arcos. Un cabezazo de Funes Mori se fue apenas desviado, otro remate de Cardona se fue por arriba y un remate de Teo Gutiérrez pegó en un defensor y se fue lejos. Sobre la hora, Cavenaghi tuvo la chance del 2 a 1, pero la desaprovechó.

Pese a las intenciones, el resultado no cambió. El 1 a 1 deja todo abierto, aunque River siente que dio un paso grande rumbo a la ilusión de ganar su primera Copa Sudamericana, y su primer título internacional desde la lejana Supercopa del 97´.

Esta misma madrugada, el equipo millonario pegará la vuelta a Buenos Aires, para enfocarse en el gran partido del próximo miércoles en el Monumental, donde se conocerá el nombre del nuevo campeón.

Volvió Kranevitter

River recuperó una pieza clave. En Medellín, Matías Kranevitter volvió a jugar después de dos meses y medio. Su último partido había sido el 21 de septiembre, el día que el Millo goleó 4 a 1 a Independiente, por la fecha 8 del torneo de Primera División.

“Esperé muchísimo para tener esta oportunidad, pero gracias a Dios pude volver y jugar un rato”, “Nacional es un gran equipo, pero en el segundo tiempo pudimos mejorar y llegar al gol”.

 WHATSAPP FMA102
Compartir