hombre durmiendo

Aparentemente a quien madruga Dios sí lo ayuda, pero ¿cómo comenzar a despertarse más temprano?. A continuación te dejamos el artículo de Stephanie Vozza donde te entrega consejos de expertos para que comiences a poner tu alarma más temprano:

Christoph Randler, profesor de biología de la Universidad de Heidelberg en Alemania, encontró que las personas madrugadoras son en promedio más exitosas que las trasnochadoras, ya que las primeras tienden a ser más proactivas. Una encuesta, realizada por The Guardian confirma esta idea, señalando que muchos CEOs de empresas exitosas se levantan a las 5 a.m.

Pero si eres un ave nocturna ¿Es posible cambiar?

W. Christopher Winter, director médico del Centro del Sueño del Hospital Martha Jefferson en Estados Unidos y vocero de la Academia Estadounidense de Medicina del Sueño, dijo que con esfuerzo sí se puede cambiar. Él indicó que “los genes determinan lo que llamamos ‘cronotipo’, es decir, si eres productivo en las mañanas o en las tardes. Generalmente es similar dentro de las familias, pero puede ser influenciado hasta cierto punto”. Tú puedes cambiarlo en dos semanas, pero debes ser constante. Si dejas de hacerlo, volverás a tus tendencias naturales. Él ofrece seis simples consejos para ajustar tu reloj interno:

1. Sigue un horario matutino pero no te preocupes por la hora de ir a dormir

Winter aconseja: despierta, ejercita y come a la misma hora todos los días. A tu cuerpo le gusta anticipar lo que va a suceder y formará una rutina, pero “no te preocupes por la hora de irte a dormir, ya que puede causar estrés. El momento sucederá por sí solo porque estarás cansado. Lo más importante es no fallar al momento de levantarse”, explicó Winter.

Él afirmó que el problema ocurre cuando empiezas a volver a viejos patrones durante los fines de semana y las vacaciones. Dormir hasta tarde le dice a tu cuerpo que tu rutina matutina es un horario arbitrario y que debería seguir su cronotipo. Si quieres ser una persona madrugadora, es importante que te levantes temprano incluso estos días, a pesar de que el día anterior llegaste tarde a casa.

2. Usar una alarma inteligente

Según Winter, el botón de repetición fue diseñado para permitir que las personas volvieran a dormir por unos minutos sin entrar en un ciclo de sueño profundo, pero puede entorpecer tu transformación a una persona madrugadora. Él explica que “no hay nada intrínsecamente malo en el botón, pero si quieres levantarte a cierta hora no estás en un estado mental para tomar una decisión acerca de si quieres o no dormir por 9 minutos más“.

En lugar de eso, prefiere usar una aplicación de smartphone, tal como Smart Alarm o Math Alarm, la cual pide resolver un problema matemático para ser apagada o para apretar el botón de repetición. Él explica que “hacer esto despierta lo suficiente a tu cerebro para tomar una decisión informada”.

También elige de tu librería de música una canción al azar para levantarte. “Puedes volverte inmune al mismo sonido, diferentes canciones serán estímulos nuevos y eso puede ser provechoso”, aseguró el doctor.

3. Deja entrar la luz

Ya sea natural o artificial, la luz es importante pues le indica al cerebro que el día ha empezado y le señala a tu cuerpo que debe dejar de producir melatonina, la hormona reguladora del sueño.

Winter indica que “si aún está oscuro cuando quieres despertar, por ejemplo a las 5 a.m., puedes engañar a tu cerebro para que crea que ya amaneció si utilizas luces interiores brillantes”.

4. Ejercítate

Según Winter, hacer ejercicio en las mañanas ayuda a despertar el cuerpo. Investigadores de la Universidad Estatal de los Apalaches encontraron que reduce tu presión sanguínea, disminuye el estrés, baja los niveles de ansiedad y ayuda a que duermas mejor por las noches.

El doctor aconsejó ejercitarse bajo luces brillantes. Por eso sale a trotar, anda en bicicleta o saca a pasear a tu perro.

5. Come un desayuno rico en proteínas

Winter dijo que te saltes el pan y prefieras huevos o yoghurt. Las proteínas facilitan mantenerse despierto, mientras que los carbohidratos promueven el sueño. “Las proteínas aumentan tus niveles de dopamina, la que te ayuda a prepararte para el día”, explicó el doctor.

6. Evita tomar siestas

Winter advirtió que en un comienzo puede que te sea difícil dormir más temprano y quizás tengas muchas ganas de dormir siesta, pero debes resistir. “Utiliza la somnolencia para ir a dormir más temprano, si duermes siesta destruirás tu estimulo natural del sueño“, indicó él.

 WHATSAPP FMA102