Leopoldo Federico

El director de orquesta, compositor y bandoneonista Leopoldo Federico, una de las máximas figuras del tango argentino, murió esta mañana, informó a Clarín la Asociación Argentina de Intérpretes (AADI). Tenía 87 años. Aún no se informaon detalles del velatorio, aunque es muy probable que tenga lugar en la Legislatura porteña.

El maestro, que también era presidente de la AADI, había comenzado muy joven a tocar. A los 17 años ya se presentaba en el cabaret Tabarís. El mismo relató, en una entrevista publicada hace unos años, esas épocas. “Era un chico grande. Los primeros meses, cuando salía a las cuatro de la mañana, mi viejo me estaba esperando en la esquina para tomar el tranvía hasta Once. Y después se tenía que levantar a las ocho para ir a su laburo. Lo tuve que convencer porque los músicos me empezaban a cargar”.

Ese “chico grande” brilló luego en las orquestas de Carlos Di Sarli, Ástor Piazzolla, Horacio Salgán y Mariano Mores. Fue director de la Orquesta Estable de radio Belgrano durante más de una década y en 1958 formó la propia, con la que continuó hasta estos días. Desde hacía varios años tenía serias dificultades para caminar, pero siguió tocando hasta hace pocos meses.

Entre la numerosa cantidad de premios que recibió se encuentran el Gardel a la trayectoria y el Grammy latino, en dos oportunidades. También fue declarado ciudadano ilustre de la Ciudad de Buenos Aires en 2002.

Cuando, acompañado por su esposa Norma, recibió hace dos años el premio Senador D. F. Sarmiento que la Cámara alta le otorga “a personas físicas o jurídicas que mejoren la calidad de vida a los habitantes y a su comunidad”, resumió su identidad y su actitud frente a la vida.

“No voy a decir si lo merezco o no lo merezco. La verdad es que siempre estuve al lado de gente que me enseñó tanto. Y siempre tuve la suerte de que se me cumplieran los sueños: tocar con Horacio Salgán fue un regalo del destino, Astor Piazzolla es lo insuperable, me recuerdo junto a Julio Sosa y quisiera empezar todo de vuelta para volver a hacer lo mismo”.

Su Carrera
Nacido en el barrio del Once Ciudad de Buenos Aires. Federico fue uno de los más grandes bandoneonistas que dio el tango. Uno sus primeros trabajos, fue en el año 1944 en la orquesta de Juan Carlos Cobian. Integró las orquestas de Alfredo Gobbi y Víctor D’Amario. En el año 1946 es convocado por Osmar Maderna para integrarse en su orquesta, como primer bandoneón. En esos años, también integra las orquestas de Héctor Stamponi, Mariano Mores, Carlos Di Sarli, Horacio Salgán, y la del cantor Alberto Marino.

En el año 1952 forma dúo con Atilio Stampone, y graban con los cantores Antonio Rodríguez Lesende y Carlos Fabri, los temas: Tierrita y Criolla linda.

En 1955 fue convocado por Astor Piazzolla para formar parte de su conjunto, Octeto Buenos Aires.

En 1959 graba su primer disco como solista.

En ese mismo año en 1959 acompaña al frente de su orquesta a Julio Sosa, grabando 64 temas para el sello CBS Columbia. Los más grandes éxitos fueron: Cambalache, Mano a Mano, Nada, El Firulete, Que me van a hablar de Amor, En esta tarde gris, Uno, Rencor, y una original versión de La Cumparsita.

En el año 2000 nace su primer bisnieto Lautaro Martin Palacios y en el año 2001 Elias Gabriel Palacios. En el día 24 de diciembre su hijo falleció de problemas en el hígado desgraciadamente; mientras venía de Japón de vuelta a la Argentina con su esposa (Norma Filomeno) se enteraron de la mala noticia. En 2005 su Orquesta obtuvo el Premio Konex de Platino como el más relevante Conjunto de Tango de la década en Argentina.

El 11 de diciembre de 2012 La Cámara de Diputados de la Nación y El Centro de Estudios de los Intereses Nacionales(CEIN) entregó una distinción a la trayectoria a Leopoldo Federico.

 WHATSAPP FMA102