Al menos 35 muertos en una avalancha en las celebraciones de Año Nuevo en Shanghai

muertos en una avalancha en las celebraciones de Año Nuevo en Shanghai

Al menos 35 personas fallecieron y otras 48 resultaron heridas, 14 de ellas de gravedad, como consecuencia de una avalancha en las celebraciones del Año Nuevo en la ciudad china de Shanghái, informó este jueves el Gobierno local.

El incidente tuvo lugar poco antes del inicio de 2015, alrededor de las 23.30 hora local, en la plaza de Chenyi, cerca del malecón fluvial conocido como el Bund, situado en el centro histórico de Shanghái, a orillas del río Huangpu, que acogía la cuenta atrás de Año Nuevo en la capital económica de China.

Algunos testigos relataron al diario oficial Shanghai Daily que la avalancha se formó cuando se bloqueó el acceso a unas escaleras en los alrededores de la ribera del río a un gran grupo de gente, que cayó al suelo y formó una montonera. Sin embargo, otros testigos explicaron a la agencia oficial Xinhua que desde las ventanas de edificios cercanos se estaban lanzando cupones que parecían billetes de dólar y que la gente que se encontraba en la zona empezó a pelearse por conseguirlos.

Estábamos cerca de la plaza y una masa enorme que teníamos detrás nos empujó hacia delanteLos 48 heridos fueron trasladados a varios hospitales de la ciudad y a las 8.00 de la mañana hora local (2.00 hora española) 46 de ellos seguían ingresados, 14 de ellos en estado grave, añadió el Shanghai Daily.

“Estábamos cerca de la plaza y una masa enorme que teníamos detrás nos empujó hacia delante”, contó un testigo identificado como Zong al diario local.

“No queríamos movernos hacia el área de la ribera del río, pero no tuvimos opción.

De repente una masa que estaba enfrente de nosotros empezó a empujarnos hacia atrás. Caímos y estábamos enterrados en medio de capas de gente”, señaló este testigo al rotativo.

La fiesta de la cuenta atrás para el cambio de año se celebró los tres años anteriores en una zona abierta en el Bund, pero este año se trasladó a un espacio más cerrado por razones de seguridad, explicó el Shanghai Daily.

El año pasado alrededor de 300.000 personas asistieron a la fiesta, una cantidad que sobrepasó las previsiones de las autoridades locales y provocó un caos de tráfico.

Para este año, iban a ser invitadas unas 2.000 personas iban a ser invitadas a estas celebraciones, según el diario oficial. El presidente chino, Xi Jinping, pidió este jueves una investigación inmediata de lo sucedido en la fiesta de Año Nuevo de Shanghái y subrayó la importancia de prevenir que accidentes de ese tipo vuelvan a ocurrir, en declaraciones recogidas por Xinhua.

 WHATSAPP FMA102
Compartir