No llames “padre” a nadie… especialmente en Facebook

no me gusta

El padre Peter West ha sido sacerdote durante al menos 25 años, pero esta semana empezó a llamarse sencillamente “Peter West” otra vez.

Por lo menos en Facebook

El padre West, si podemos llamarle así, dijo que fue a acceder a su red social el martes, y le bloquearon porque su nombre de usuario incluía el título “Padre”.

En verdad, Facebook ha tenido desde siempre una política restrictiva hacia el hecho de que los usuarios utilicen sus títulos profesionales. “Facebook es una comunidad donde la gente usa su auténtica identidad,” dice su política de uso. “Pedimos a la gente que proporcione su nombre en la vida real; de esta forma, siempre sabrás con quien te conectas. Esto ayuda a mantener segura nuestra comunidad”.

La política de uso pide a los usuarios que se abstengan de añadir a sus nombres “títulos de cualquier tipo (por ejemplo: profesional, religioso)”, así como una serie de otros temas.

“El nombre que uses debería ser tu verdadera identidad; como tus amigos te llaman en la vida real”, dice.

Muchos sacerdotes católicos evitan la restricción combinando “Padre” o “P.” con su nombre, o poniendo un guión entre los dos, o en el caso de sacerdotes religiosos, sencillamente usando las iniciales de su orden al final.

“Yo conozco un sacerdote que es italiano y usa ‘Don,’” un título común en Italia para “padre,” dijo el padre West, quien es vice presidente de misiones en Human Life International.

Pero una reciente ola de sacerdotes que experimentan las medidas correctivas de Facebook, ha llevado a los partidarios, esta semana, a la creación de una página comunitaria en Facebook, “Dile a FB: Permite a los sacerdotes católicos que mantengan el título de” Padre” en su nombre FB.” Tiene más de 6200 Likes.

“La política de Facebook parece forzada de manera desigual” dijo el arzobispo Paul Coakley de Oklahoma City, en una entrevista – realizada a través de Facebook.  “Yo la evitaba combinando mi título con mi nombre: ‘ArchbishopPaul Coakley.’  Parece una restricción irrazonable al tipo de discurso que las redes sociales deberían promover.  Quiero que la gente sepa con quién se comunica cuando se comunica conmigo.  Una de las cosas que me llevaron a Facebook fue las oportunidades que ofrece a la evangelización”.

“Es extraño. Es la primera vez que me pasa,” dijo el padre James Chern, quien tuvo problemas por usar “padre” el martes. Como director de la Oficina para las Vocaciones de la Archidiócesis de Newark, N.J., y capellán universitario, encuentra muy útil Facebook para comunicar con la gente joven.

“A primera hora de la mañana recibí un mensaje diciendo que mi nombre ‘no entraba en nuestras políticas o estándares’. Creía que era un virus. Cuando ingresé de nuevo, lo mismo. Decían: ‘no se permite ningún título profesional o religioso’. Así que intenté poner ‘padre’ en la primera casilla, ‘Jim’ en medio y ‘Chern’ al final. Volvió atrás y decía ‘Estás violando nuestras políticas. En un minuto tendrás una oportunidad de cambiar tu nombre. Si sigues poniendo el mismo nombre, desactivaremos tu cuenta’.

“Me quedé como, ‘¡Wow! Me han echado virtualmente y tengo un minuto para sentarme y reflexionar sobre mi existencia’. Así que puse Jim Chern, y uno de mis amigos hizo una imagen para el perfil”.

La imagen del perfil es un dibujo con un joven sacerdote con la inicial “Fr.” (“padre, en inglés, n.d.t) en la esquina.

El padre West y el padre Chern afirman haber visto otros títulos religiosos en Facebook, como “rabino” o “capellán”.” Este informe encontró unos pocos imanes.

El padre Stephen Imbarrato, quien también tuvo problemas por usar “padre”, señala otra anomalía.

“La gente subraya la contradicción de que Facebook ha aceptado a todos los géneros diferentes para que los usuarios se clasifiquen a sí mismos”, dijo el padre Imbarrato, párroco del Sagrado Corazón de Albuquerque. “Fueron muy transigentes con eso, ¿por qué no aquí?”

¿Por qué es importante poder utilizar “padre”?

“Es mi vocación del cielo. Yo no elegí ser un padre. Dios me eligió para ser un padre, simple y llanamente”, dijo el padre Imbarrato. “Incluso mi familiares ya no me llaman Stephen. No es un título profesional, es la vocación de mi vida”.

En respuesta a las múltiples peticiones de este periodista para ofrecer su versión, Facebook  sencillamente envió un email: “Gracias por tomar el tiempo en compartir tu feedback. Estamos intentando constantemente mejorar Facebook, así que es importante que escuchemos a la gente que lo utiliza. Por desgracia, no podemos responder a tus emails de uno en uno, pero les prestamos atención. Gracias por tomar tiempo para escribirnos”.

 WHATSAPP FMA102
Compartir