Campeonato de Primera División 2015: River reaccionó sobre el final y llegó a un empate 3 a 3 que le deja un sabor amargo

Arsenal - River

Esta versión de River se mira al espejo y se refleja una imagen difusa, distorsionada. Perdió el sello, aquel que lo distinguió en el plano local y lo hizo reverdecer en los torneos internacionales. La formación, que resultó una mezcla entre los habituales titulares y algunos futbolistas que son alternativas para que el técnico pueda rotar las piezas entre el torneo y la Copa Libertadores, rescató un empate 3-3 frente a Arsenal, después de estar dos goles en desventaja. La apuesta aportó confusión, con individualidades en un nivel irreconocible y un funcionamiento grupal que provoca incertidumbre, en un pasaje de la temporada en que los millonarios precisan confirmaciones a partir del jueves, en la Copa Libertadores. Mora fue la llave para que la noche no fuera más oscura.

Arriesgó River con Sánchez posicionado como enlace, aunque el uruguayo se observó incómodo en la función. Es una variante que el DT Gallardo evalúa debido a que Pisculichi -esta noche descansó, junto con Teo Gutiérrez y Barovero- no enseña la lucidez de sus mejores jornadas; con Gonzalo Martínez recostado sobre la banda izquierda, pretendió sociedades con Vangioni y abastecer a la fórmula de ataque Mora- Cavenaghi.

Pero todos los recaudos y estrategias se derrumbaron en el arranque, después de un error del árbitro Herrera, que no observó una falta de Montoya sobre Funes Mori -el defensor está perdiendo la puja con el colombiano Álvarez Balanta y ofrece inseguridades-; Burzio habilitó a Carrera, que definió ante Chiarini. El arquero, de actuaciones irregulares, le ahogó el festejo a Montoya, después de una de las muchas desatenciones defensivas que cometió la zaga.

El descontrol de River frente a un rival que se enseñó inteligente para realizar una presión alta y tapar el primer pase – Ponzio – no logró ser disimulado ni con el gol de Pity Martínez, que demostró jerarquía en el control y la definición.

Entre tanta confusión de River, Arsenal era práctico y no perdonaba las fallas: Pérez controló y, tras buscar su mejor perfil, dejó desairado a Chiarini. El 3-1, en el cierre del primer tiempo, con una corrida de Carrera que evidenció la falta de ritmo de Pezzella -volvía después de 27 días, tras una lesión-, fue una fotografía de lo mal que se defendió River, con los defensores que marcaban mal y no achicaban, y volantes que no ayudaban en la contención ante un equipo que sacaba ventaja con velocidad.

5 Fecha Décimo cuarto partido
Pos Equipo PJ PG PE PP DG PT
River 5 2 3 0 4 9
Arsenal 5 0 3 2 -2 3

Un cambio de actitud y el gol de Mora, después de que Carrera hizo estrellar la pelota en un poste tras un error de Ponzio, devolvió a River al partido y le posibilitó a imaginar algo mejor. Fue con vergüenza, empuje y amor propio ante un rival que se fue quedando sin energía, se aferró a una ventaja mínima pero sin orden. Mora levantó a River, y el gol de tiro libre para el 3-3 definitivo fue el premio para el uruguayo que, como en Córdoba, frente a Belgrano, reanimó a los millonarios. En una semana particular, con el choque con Juan Aurich, por la Copa, como objetivo central.

 WHATSAPP FMA102