Copa Libertadores: San Lorenzo venció a San Pablo y respira

San Lorenzo - São Paulo

El análisis del encuentro vendrá más adelante. Porque primero será imprescindible destacar lo más importante: San Lorenzo sigue con chances en el Grupo 2 de la Copa Libertadores y puede soñar con la clasificación a la próxima etapa. Así de simple y de relevante resultó el 1 a 0 sobre São Paulo, con un golazo de Martín Cauteruccio. Todo amenazaba con esfumarse, tanto sufrimiento estaba a un paso de convertirse en un tropezón futbolístico fuerte. Pero la respuesta a tiempo de los jugadores del Ciclón fue suficiente para que el telón del aliento ensordecedor y del agradecimiento de los hinchas bajara sobre los futbolistas azulgranas.

El recorrido del Ciclón en su grupo estuvo marcado por las complicaciones. Comenzó en Montevideo mejor de lo que se esperaba en el debut ante Danubio, ya que jugó mal pero ganó. Después recibió a Corinthians, al que dominó, pero desperdició situaciones y finalmente perdió. En Brasil, ante el mismo rival de anoche, estuvo cerca de traerse un punto, pero cayó en el final del partido… Y anoche comenzó el partido impreciso, nervioso y casi indolente de mitad de la cancha hacia adelante. Compuso un concierto de ansiedades que ni siquiera pudo ser maquillado por su mayor posesión del balón. Indudablemente poco, si se tienen en cuenta las obligaciones que traía y la capacidad que estos mismos jugadores, dirigidos por este cuerpo técnico, demostraron en la Copa obtenida el año pasado.

São Paulo no se animaba siquiera a arrimarse a la mitad de la cancha y regalaba toda la iniciativa. El dato vale más que nada como radiografía del partido: el conjunto tricolor hizo tiempo y esperó en una actitud pasiva, algo que pudo ser aprovechado por Romagnoli y compañía en el primer tiempo. Con pocas ideas, subido al apuro y a la ansiedad, el Ciclón era empujado por los esfuerzos de Julio Buffarini y Juan Mercier.

Las cosas no variaron mucho al comenzar el segundo capítulo. O mejor dicho, inclinaron un poco la balanza… hacia el mayor nerviosismo. Porque San Lorenzo siguió cortado en el juego y sin encontrar su rumbo. A ello le sumó la tensión por no poder quebrar la resistencia de los brasileños. Fue entonces cuando la situación sufrió un giro fundamental: a los 25 minutos, un gran salto de Mauro Matos le entregó la segunda pelota a Martín Cauteruccio, que realizó una fantástica acción individual que posibilitó el ansiado gol. El uruguayo realizó un sombrerito a su marcador y definió por encima de Rogerio Ceni. Fue la primera situación de riesgo de los locales en una noche difícil.

San Lorenzo resultó responsable de todo. Del temor y de los festejos. De sus alegrías y también de sus penurias. Si hasta estuvo perdido en gran parte del partido. Pero también San Pablo cometió un pecado al retrasarse tanto sin ninguna intención futbolística. Porque gran parte de la explicación del encuentro estuvo en que los dirigidos por Bauza pasaron de la desesperación del primer tiempo, a la tranquilidad del gol. Para el Ciclón era ganar o ganar. Obtener los tres puntos e igualar a San Pablo en la segunda posición. Ganó y enderezó el rumbo como pudo. Casi como un calvario.

Grupo 2
Pos Equipo PJ PG PE PP DG PT
1 Corinthians (Brasil) 4 4 0 0 8 12
2 São Paulo (Brasil) 4 2 0 2 2 6
3 San Lorenzo (Argentina) 4 2 0 2 0 6
4 Danubio (Uruguay) 4 0 0 4 -10 0

La demora de São Paulo

São Paulo llegó al Nuevo Gasómetro sólo 15 minutos antes del tiempo estipulado para el puntapié inicial. “Salieron 40 minutos tarde del hotel. Yo estaba más nervioso que ellos”, declaró el chofer del micro que trasladó al equipo brasileño, en diálogo con radio La Red. El inicio estaba programado para 19.45, pero la Conmebol lo retrasó para 19.55 al conocer la demora de São Paulo.

 WHATSAPP FMA102