Guillermo Sesto 2013

El intendente de Fiambalá, Amado David Quintar, anunció que trabajará por la candidatura presidencial de Ernesto Sanz y se armó la polémica en el radicalismo tinogasteño. El ex concejal Guillermo Sesto dijo que el jefe comunal pretende ser candidato a senador nacional.  Con esa estrategia le estaría disputando la reelección que pretende Oscar Castillo y anticipa el debate que los radicales tendrán en la Convención del 9 de mayo.

“Si se quiere ser orgánico, todos los radicales, sin excepciones, tendremos que trabajar por lo que el radicalismo catamarqueño resuelva orgánicamente, con la participación posterior de la mesa política del Frente Cívico y Social, de manera tal que lo que diga Amado Quintar es una opinión aislada, que pretende generar confusión e incertidumbre”, dijo el dirigente radical tinogasteño Guillermo Sesto frente a la postura pública del presidente del Comité Provincia.

El miércoles pasado se realizó un acto en Tinogasta en el que participó el senador nacional Oscar Castillo. Quintar dijo que los radicales apoyarán la candidatura de Ernesto Sanz en la elección primaria de agosto. “Nosotros vamos a defender la figura de Sanz y los radicales vamos a votar a Sanz”, dijo Quintar aunque aclaró que si gana Macri lo apoyarán.

Sesto, dirigente de la línea Celeste, interpretó los dichos de Quintar como “un claro oportunismo político y posicionamiento personal, porque es sabido que el intendente de Fiambalá desde hace mucho tiempo sueña con ocupar una banca en el Congreso de la Nación, lo intentó en vano y varias veces y, lamentablemente para él, nunca se le pudo dar; con ese propósito comenzó a hacerle mimos a Sanz  para conseguir respaldos a sus ambiciones personales que atentan contra la unidad de acción y pensamiento en el que la UCR  y el FCS trabajan fuertemente con resultados hasta aquí altamente positivos”.

Más adelante, recordó que el PRO, en Catamarca, “hace varios años que forma parte del Frente Cívico y nunca Quintar puso reparos o cuestionamientos, de modo que ahora su actitud es incoherente y contradictoria, y pone al desnudo que solo quiere agua para su propio molino”.

“Si ahora pretende, en este juego de simulación al  que nos tiene acostumbrados, erigirse en el adalid de los orgánicos, nos obliga a recordarle que, entre otras cuestiones, trabajó para Carlos Menem, de cuya relación siempre se ufanaba, hizo lo mismo para Néstor Kirchner, y con la misma Cristina Fernández de Kirchner, sin olvidarnos de los coqueteos que tuvo con el gobierno de la provincia en los inicios de la gestión”, retrucó.

 WHATSAPP FMA102