Polémica y acusaciones entre médicos de Fiambalá y Tinogasta

Dr. Osmar Pollo

Una polémica que incluye acusaciones cruzadas entre el director del hospital “Luis Agote” de Fiambalá, Osmar Pollo, y su par del “San Juan Bautista” de Tinogasta, Anabella Roncoroni, se desató luego de que el primero acusara a la médica en su descargo de ser la responsable de atender la guardia el pasado sábado 11 de abril en el Luis Agote, cuando el nosocomio quedó sin médico y falleció un hombre de 79 años que se descompensó en las Termas fiambalenses.
Las autoridades del Ministerio de Salud serán quienes resuelvan las responsabilidades en los próximos días, tras evaluar las evidencias presentadas, aunque Roncoroni anticipó que posee mensajes de wasap, planillas de guardias y escuchas telefónicas que están en manos de su abogado para defenderse de una acusación que, según ella sostiene, “tiene connotaciones políticas”.
Pollo, en su descargo, cuenta sobre la falta de médicos para cubrir las guardias en el “Luis Agote”, que se agudizó en los últimos tiempos con el nombramiento de Roncoroni como directora -ella realizaba 10 guardias mensuales- y el traslado de otro médico por disposición del Jefe de Área, Daniel Ruiz. En el Agote quedaron solo dos médicos para las guardias activas de 24 horas.
En su caso personal, Pollo adujo agotamiento y un estrés agudo que, aseguró, “colocaron en riesgo mi integridad psico-física, debiendo recibir atención psicológica”, no solo por la sobrecarga de trabajo, sino porque debe trasladarse 100 kilómetros a su lugar de residencia.
Con respecto al sábado 11, Pollo sostuvo que se agotaron “todos los medios a fin de suplir la falencia y que se comunicó oportunamente” a Ruiz y Roncoroni. También al director de asistencia sanitaria, Jorge Buffe, vía telefónica porque se encontraba en la provincia de Buenos Aires, poniéndole en conocimiento de la problemática “no obteniendo solución alguna”. A esto agrega que ante la falta de solución inmediata y, “conforme con el compromiso de los directivos para ayudarme en la cobertura (día 10 Pollo, día 11 Roncoroni, día 12 Ruiz), habiendo quedado sin la prestación el día 11 ante la ausencia de la doctora Roncoroni, a lo que aclaro que me retiré a las 10 y volví a las 22.30 permaneciendo el resto de la jornada en actividad”.
La directora Roncoroni, por su parte, se defendió negando la aseveración de Pollo porque “estaba comprometida desde antes con la campaña del Día del Kilo para viernes y sábado, no soy una irresponsable de comprometerme con algo sin cumplir”. Igualmente sostuvo que “cuando un médico entra de guardia el viernes al mediodía en teoría debe salir el sábado a las 8, cuando es relevado por otro médico. Al ser médico único no te podés retirar hasta que no llegue tu relevo, caso contrario se tiene que quedar y hacer la guardia y no abandonarla por ningún motivo”, dijo. Asimismo, y con respecto a las normativas de trabajo en Salud Pública, la médica dijo que “si el médico se retira y más aun con el agravante de ser personal único, se incurre en lo que está tipificado como ‘abandono de servicio’, una falta gravísima”.
Roncoroni dijo estar muy tranquila, aunque “dolida” por verse involucrada en algo que no le compete, pero que tiene las pruebas para desmentirlo porque aseguró que “nunca me comprometí a hacer la guardia”.
 WHATSAPP FMA102
Compartir