Situación Hospital Tinogasta: Medidas "desacertadas" y la falta de insumos, ejes del reclamo

en 1982 Se inauguran las nuevas instalaciones del Hospital San Juan Bautista en Tinogasta

Los médicos del hospital San Juan Bautista de la cabecera departamental esperan que el Ministerio de Salud intervenga en el conflicto interno que se desató en el nosocomio a partir de “algunas medidas desacertadas”, según señalan, que tomaron los directivos con el personal, lo que generó un clima de tensión, presión e incomodidad para el desarrollo normal de las funciones; además de la falta de insumos por la que se generó un quite de colaboración desde el jueves de la semana pasada, retomando el reclamo que fue iniciado en enero.
“No podemos decir que hay carencia total de suministros, pero sí que hoy muchos elementos que son muy importantes, no están. Creo que debe existir un sinceramiento, el espíritu de colaboración está presente de parte de todos los integrantes del hospital, pero bajo condiciones de armonía”, dijo el médico Oscar Olivera. Además se dijo que “especialmente en el caso de la directora asistente es una chica muy jovencita, sin experiencia, y es la que produjo algunos cambios, hizo propuestas sobre cambios en el personal acostumbrado a cierta forma de trabajo. Todo cambio produce resistencia. Creo que los modos y las formas y las propuestas que se hicieron por parte de la directiva estuvieron en la mayoría de los casos desacertados y fue muy al choque con el personal. En vez de consensuar, se trató de imponer”, subrayó.
“Lo que queremos es que se tomen las decisiones para subsanar un estado sumamente conflictivo, porque de parte de la dirección están tratando de soslayar una situación que es sumamente tensa, diciendo que está todo bien y no es así. Entonces debemos partir de un sinceramiento”, opinó el médico y agregó: “Todos los servicios prestan la atención de urgencia, no hay camaradería, como se escuchó en algún medio, eso es una mentira”.
El quite de colaboración implica que se continúa atendiendo solo a 3 pacientes por médico y por turno en consultorio externo, pero se atienden todos los requerimientos del internado.
“Nosotros, los médicos, estamos como inhibidos de efectuar medidas de fuerza que sean efectivas en un 100%, porque si tenemos un paciente con urgencia debemos atenderlo porque si no las consecuencias después son peores, no tenemos un respaldo como puede tener otro gremio que hace medida de fuerza y tiene acatamiento del cien por ciento. En nuestro caso no y los descuentos por el impuesto a las ganancias por ejemplo siguen existiendo, siendo alevosos e indebidos. Nosotros no tenemos ganancias, tenemos sueldo”, subrayó Olivera.
“Se avasallaron los derechos de mucha gente que trabaja en el hospital, personal antiguo y muy capacitado, que por motivos personales ha sido derivado a otro sector, removido, y eso generó angustia y situaciones tensas que las vivimos desde los primeros días de esta gestión”.
Denuncian alimentos “bajo llave”
La Administración de los Alimentos también denunció que las provisiones se les está entregando a cuentagotas y se mantiene toda la reserva bajo llave -idéntica situación se había denunciado con los medicamentos-, con el argumento de que “los elementos son robados”. La encargada de Economato, María Rasjido, precisó que el clima que se vive es incómodo, “con motivo de la campaña del Día del Kilo en la que la comunidad aportó una gran cantidad de alimentos, pero yo no tengo nada porque todo lo maneja la directora Anabella Roncoroni y ni en las peores administraciones tuvimos que ir a pedir un kilo de papas, yerba o de fideos. Ella dijo que tenía bajo llave las cosas que se habían donado porque le dijeron que se robaban las cosas, involucrando a todos, es muy fuerte lo que dijo”, sostuvo.
 WHATSAPP FMA102
Compartir