Soledad dueña de la quinta luna del Poncho 2015

Soledad

El calor festivalero que se vivió en la quinta luna de la Fiesta Nacional e Internacional del Poncho le permitió a un buen marco de público que se dio cita la noche del lunes en el Predio Ferial Catamarca olvidar, al menos por unas horas, el intenso frío y disfrutar de una programación artística en la que sobresalió el show de Soledad Pastorutti.

La baja temperatura no fue excusa para que la fiesta más importante de los catamarqueños tuviera una convocante noche más en su rica historia. Y el clima festivalero lo aportó la Sole, quien con una sólida propuesta no tardó en ganarse el afectuoso aplauso de los presentes.

Con un repertorio en el que interpretó temas de su última producción discográfica denominada Vivir es Hoy, como Dame una Sonrisa, Eres, y Nadie que te Quiera como Yo, la cantante oriunda de la localidad santafesina de Arequito entabló una clara comunión con el público, que la ovacionó permanentemente.

“Siempre es un honor decir presente en este festival. Los catamarqueños deben disfrutar de su fiesta, de la Fiesta del Poncho, porque es un escenario importante en el país y que le debe servir de trampolín a sus artistas para consolidarse en su propuesta para alcanzar grandes objetivos. Una muestra de ello es el caso de Itatí, que nos supo conquistar el corazón a todos con su bella voz”, expresó la Sole promediando el show, que contó con el acompañamiento en danza de integrantes del ballet Danzar Joven de Alijilán.

Luego y para apuntalar la fiesta ya instalada, apeló al acompañamiento de su hermana Natalia y desplegó una batería de clásicos de su repertorio como Luna Cautiva, Añoranza, A Cafayate, para cerrar y despedirse con A Don Ata, el Humahuaqueño, y el Tren del Cielo.

Tras su actuación, Soledad Pastorutti recorrió las instalaciones del Museo del Poncho y estampó su firma en el panel principal de artistas, confirmando así su casi constante paso por la principal fiesta de Catamarca. “La verdad estoy asombrada con esta muestra, que no es común algo de esta envergadura en los festivales del país. Pude comprobar la rica historia que tiene el Poncho y me llevo un grato recuerdo…”, expresó.

En otro tramo de la noche, el público pudo apreciar un buen show de la mano del conjunto cordobés Los Caligaris, que por primera vez subió al escenario mayor del Poncho. Fiel a su propuesta, caracterizada por el cuarteto en conjunción con una fiesta circense, Los Caligaris se ganaron el cariño del público.

La gente acompañó temas como Todos Locos, Que Corran, Asado y La Montaña, que contó con el acompañamiento de Jorge Isasmendi, músico de la banda catamarqueña Calibre.

La riojana Mariel Valdéz dejó una muy buena impresión tras algunos años de ausencia en el escenario mayor. Si bien es permanente su presencia en festivales del interior, su regreso al festival al Poncho le permitió consolidar una propuesta que ya tenía aceptación por estas tierras. Algo similar sucede con el santiagueño Marcelo Toledo, hijo de Alito Toledo -uno de los integrantes de Los Manseros Santiagueños- quien basó su actuación en tradicionales chacareras como la Sentida y La de los Angelitos, entre otras, y se ganó el aplauso de los concurrentes.

 WHATSAPP FMA102
Compartir