El propietario de la tradicional bodega Vittorio Longo SRL, Vicente Longo, advirtió que se encuentra en un estado de crisis profunda porque desde hace tres años están registrando pérdidas “desde que se involucró el Gobierno en la compra de uva y producción de mosto, beneficiando solamente a una firma”. Longo anticipó que este año no harán molienda “porque es insostenible”. En ese sentido, señaló que el Gobierno “hace mal las cosas, ayuda a algunos y funde a otros”.

El empresario de la firma, que fue reconocida y multipremiada por sus vinos de alta gama, y que nació a finales de la década de los ’60, explicó que “no se puede pagar la uva a $2 al productor y vender el mosto a $1,30, además restándole el flete a San Juan o Mendoza”.

Longo sostuvo que, con la intervención del Gobierno en la compra de uva, ha deprimido su negocio al punto que lo desfinanció. “La gente que durante años nos entregó su uva continuó viniendo, pero no pude recibirles porque dejé de hacer mosto. El último año que hicimos mosto (en 2012) ganamos en la recepción de la uva, pero salimos perdiendo plata”, contó.

Por otra parte, Longo comentó que “después de 25 años de elaborar mosto que se le estaba vendiendo a Fecovita, el Gobierno se enteró de que le vendíamos a ellos y le fue a ofrecer 12 millones de litros de mosto y a mí me dejaron, pero después no cumplieron y no le llevaron el mosto”.

Longo dijo sentirse discriminado en muchos aspectos, pero sobre todo porque a pesar de los esfuerzos realizados no se logró que su bodega sea incorporada al Plan Vitivinícola del Ministerio de Producción.

Si la bodega decide no moler más, impactará directamente sobre 10 puestos de trabajo permanente, además del de los productores que trabajan junto a la empresa.

Por último, el empresario destacó el Operativo Mosto del gobierno de San Juan, y señaló que uno similar en Catamarca beneficiaría al más empresario. “Allí se subsidia el costo de la uva a los productores, y que acordó con las principales empresas mosteras un valor de 1,60 pesos para el kilo de uva destinado al jugo concentrado. El gobierno se hizo cargo de 75 centavos para sostener el precio, mientras que los industriales abonaron los 85 restantes. Para acceder a este subsidio, el productor debió solicitarlo presentando una serie de documentación y el pago de los fondos se hace en un plazo de 20 días. El monto máximo al que pudo acceder un productor que entregó hasta 100 mil kilos de uva fue de 75 mil pesos”, explicó.

 WHATSAPP FMA102