Franco Sinchez, es tinogasteño con un gran presente en Vélez Sarsfield

A menos de dos meses para definir si sigue o no en el club, Franco Sinches mantiene un alto rendimiento entre Cuarta y Reserva a fuerza de goles. ”Sería un sueño firmar contrato con Vélez, lucho todos los días para eso”, reconoce el volante catarmaqueño que transita su quinto año en el club.

En medio de un año turbulento para la Primera División, el coletazo del ”campeonato económico y la transición” también repercutió en Inferiores. No tanto en resultados, porque a dos fechas del final de la Copa Campeonato, las tres Divisiones más grandes van a quedar entre los cuatro primeros de las respectivas tablas. Cierto es que no serán campeonas, pero la ubicación no es mala si se toma como principal referencia la ”formación” del futbolista juvenil. En ese aspecto, sobre todo desde Cuarta División, subieron jugadores a Primera y otros tantos, luchan por ganarse un lugar los sábados en Amateur y cuando toque, en Reserva.

Así se encuentra Franco Miguel Sinches a punto de cumplir 21 años el próximo 28 de febrero. Volante diestro, de buen porte y de bajo perfil, más bien silencioso. Habla donde más sirve, con los pies y dentro del campo de juego. ”Nos quedan dos meses para definir nuestra situación contractual y trabajamos para quedarnos. En lo personal estoy concentrado en jugar y luego se verá qué pasa, me gustaría quedarme en Vélez porque son muchos años que estoy acá, es mi segunda casa” comenta quien reside en la Pensión desde 2011, cuando llegó al Fortín con edad de Séptima proveniente de Tinogasta, su ciudad natal ubicada al sur en la Provincia de Catamarca y a 270 km de San Fernando del Valle, la capital provincial.

-Quedan dos fechas para terminar el año en Inferiores y tres en Reserva, sobre el final levantaron el rendimiento, ¿a qué se debe?

-Fue un año especial para todos, subieron muchos jugadores y por ahí afectó el rendimiento. Por ejemplo ante Huracán, la semana pasada en Reserva, se nos complicó pero la intención siempre es jugar por abajo pese al viento y la cancha que no estaba en buen estado. Lo importante es que pudimos sacar adelante el partido y llevarnos la victoria.

-En Reserva sobre todo, de los seis treiunfos que llevan, cinco fueron como visitantes, lo que demuestra que de local les ha costado…

-Siempre intentamos ganar en todos lados y de local es verdad que se nos dio tantas veces, pero salimos a ganar en todas las canchas. Ante Huracán, tácticamente jugamos con muchos jugadores de buen pie y no tanta recuperación. No teníamos mucho juego por afuera pero si mucho juego por interno y eso nos fortaleció.

-¿En lo personal qué balance hacés hasta el momento?

-Creo que es un buen año pese a un par de lesiones que tuve. Mi idea es repetir lo que hice en Quinta (2013) cuando nos dirigía Marcelo Gómez, con quien fuimos campeones y tuve un muy buen rendimiento.

Aquella temporada con el Negro en el banco, resultó clave para Sinches. Se consolidó como uno de los enganches que tenía el equipo, marcó ocho goles y distribuyó juego para sus compañeros. En su estadía en el Fortín, lleva 18 tantos de los cuales siete, los gritó este año haciendo gala de su gran pegada: cuatro fueron de tiro libre (los últimos dos consecutivos ante Unión y Quilmes), uno olímpico (frente a Telleres) y otro de jugada. ”La pegada la tengo aunque la practico todos los viernes cuando ejercitamos pelota parada. No se me venía dando en los partidos pero últimamente me empezó a salir como en las prácticas y marqué varios goles por esa vía”, comenta el representando por Rolando Zárate, quien algo sabe sobre marcar goles de tiros libre.

-¿Te aconseja Roly en ese aspecto?

-La verdad que en la pegada nunca me dijo nada pero yo debería pedirle consejos para mejorarla aún más. Sí, en cambio, siempre me pide que llegue más al gol.

-¿Cómo llegaste a Vélez?

-Gracias a Hermes Campos, un captador que ahora trabaja para Talleres de Córdoba. Me llevó durante un año a Empalme Villa Constitución, cerca de Rosario, para adquirir experiencia dejos de la familia en el año 2010. Ahí me vio Sebastián Pait en una prueba y me trajo a Vélez en 2011.

-¿Y cuáles fueron los principales cambios futbolísiticos que sentiste al llegar a Capital?

-En Catamarca jugaba en San Isidro, un club de Tinogasta, el pueblo donde nací. Solamente iba a jugar los fines de semana, no tenía la rutina que encontré acá. Tuve la suerte de llegar a Vélez porque es muy difícil encontrar posibilidades allá.

-¿Qué siginifica Vélez en tu vida?

-Representa mucho para mi, por todo lo que me dio desde que llegué; acá me brindaron lo mejor y me hicieron sentir como si estuviera en casa viviendo en la Pensión. En Vélez me formaron como persona y como jugador.

Mientras la moneda está en el aire, intenta justificar sus anhelos en base a esfuerzo y trabajo. Jugando de doble cinco y parándose siempre con la cancha de frente, Sinches forjó su camino en Inferiores y sueña a lo grande. ”Voy a seguir dando los mejor para quedarme en Vélez, sería un sueño para mi firmar contrato en este club, tabajo todos los días para eso”, reconoce Franco, el joven que trabaja en silencio y habla, cada vez mejor, con la pelota en los pies.

 WHATSAPP FMA102