El Presidente electo Mauricio Macri admitió ayer la necesidad de la economía de tener un billete de 500 pesos, pero aclaró que esa iniciativa no se podrá implementar de inmediato.
Macri se diferenció de su designado ministro del Interior, Rogelio Frigerio, quien más temprano había expresado que el nuevo Gobierno intentaría poner en circulación el billete de 500 pesos ya en enero, ante la pérdida de poder adquisitivo que sufrió el de 100.
“No sé qué habrá querido decir Rogelio. Primero tenemos que conseguir que se nombre a Federico Sturzenegger al frente del Banco Central y que después se pueda designar a alguien en la Casa de la Moneda”, expresó el presidente electo en declaraciones a Canal 26.
El nombramiento de Sturzenegger en la autoridad monetaria es uno de los mayores desafíos para la nueva gestión debido a que el actual presidente Alejandro Vanoli tiene mandato aprobado por el Senado hasta 2019 y anticipó su intención de continuar al frente de la entidad.
Macri se pronunció a favor de tener “billetes de más alta denominación” que el actual de 100 pesos, pero aclaró que eso demandará de “tiempo” porque se necesita cumplir con un proceso burocrático extenso.
En tanto, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, dijo que el objetivo será facilitar las transacciones ante los actuales trastornos que produce el gran movimiento de efectivo.
El billete de 100 pesos, que es actualmente el de mayor denominación, perdió poder de fuego ante el avance de la inflación desde el 2007 y las devaluaciones.
En octubre último, la agrupación “Jóvenes Desarrollistas” del PRO, que lidera Mauricio Colello, propuso emitir un billete de 500 pesos con la cara del ex presidente Arturo Frondizi, que gobernó entre 1958 y 1962.
 WHATSAPP FMA102