Huracán perdió por penales con Santa Fe y se quedó sin la Copa Sudamericana

Los jugadores de Huracán terminaron con lágrimas en los ojos y la desazón de haber quedado segundos. El Globo perdió la final de la Copa Sudamericana en la serie de penales luego de igualar 0 a 0 en el tiempo reglamentario y el alargue. La serie de penales terminó 3 a 1 a favor de Independiente Santa Fe, el nuevo campeón del certamen continental.

Huracán fue mejor que Santa Fe durante gran parte del encuentro. Lo pudo dominar y cortarle el circuito de juego con Vismara y Bogado formando un doble cinco que cortó todo lo que pudo en el medio campo. Ambos terminaron exhaustos y tratando de encontrar aire en cada jugada aislada que quedaba lejos de ellos. A ellos se sumó la figura de Mancinelli, quién tuvo un gran desempeño a lo largo de toda la noche.

Ramón Ábila tuvo la oportunidad más clara del encuentro al minuto de juego. Habían pasado algunos segundos cuando el arquero Zapata se confió en la salida después de un pase atrás, y el delantero del Globo lo asfixió y le quito la pelota. Luego le quedó poco ángulo y definió mal ante la recuperación del arquero.

Santa Fe colaboró con el juego y la idea de Huracán. Estuvo impreciso en los pases finales y abusó del pelotazo, sobretodo en la primera mitad. En el complemento, estuvo dubitativo, sin atrevimiento ni determinación. Le faltó empuje y claridad para poder quebrar a la defensa argentina.

Un cabezazo aislado de Angulo quedó en las manos de Marcos Díaz sobre el final del primer tiempo. El equipo colombiano no pudo complicar al arquero del Globo que estuvo seguro bajo los tres palos. Pudo detener remates desde afuera del área de Morelo y Roa, y aguantó el encuentro hasta el final pese a estar acalambrado en los dos gemelos.

Huracán cubrió los espacios con determinación. Estuvo seguro y plantado en el campo colombiano. Toleró la altura y el calor, y supo jugar un partido en el que el árbitro fue demasiado permisivo. Los roces se sucedieron con frecuencia pero no perjudicaron demasiado al planteo del conjunto quemero.

En la etapa final del partido, los jugadores de Huracán empezaron a sentir el cansancio y el desgaste del partido. Algunos caminaban mirando el suelo y tratando de encontrar aire. Otros alentaban a sus compañeros tratando de que se recuperen rápido y no pierdan las marcas. La temperatura de Bogatá fue un factor clave en el desarrollo del partido.

Domínguez les pidió a sus jugadores que se mantengan ordenados en el medio y que jueguen simple. Les informó a cada uno cuantos minutos quedaban de juego para poder aguantar el duelo hasta el final. Le reclamó a Ábila que se muestre más y sea una opción permanente para que sus compañeros puedan descargar.

El árbitro marcó el final del partido luego de adicionar cinco minutos. El primer tiempo suplementario no defirió de los últimos minutos del tiempo reglamentario. Se midieron, no arriesgaron demasiado y trataron de encontrar el instante justo para poder sacar la diferencia.

Santa Fe tuvo su oportunidad más clara luego de un centro que Marcos Díaz no pudo detener y dio un rebote corto. Morelo llegó a sacar un zurdazo pero el arquero de Huracán lo encimó junto al primer palo, le achicó los espacios y se quedó con la pelota.

En el segundo tiempo suplementario, Huracán terminó con malas noticias. El árbitro Heber Lopes expulsó a Ábila por un golpe a Mina. La irresponsabilidad del delantero dejó con uno menos al equipo de Parque Patricios. Luego de la expulsión llegaron los penales y la tristeza de Huracán.

Zapata le atajó el primer penal a Bogado luego de adelantarse y no ser sancionado. Omar Pérez marcó para Santa Fe en el primer turno. Nervo fue el segundo pateador de Huracán y estrelló la pelota contra el narcotráfico. Ceijas y Balanta convirtieron para el equipo colombiano. Mancinelli metió el único gol de la serie para el Globo y Toranzo erró la última oportunidad del equipo argentino.

Huracán se quedó sin poder obtener el primer título internacional en sus 107 años de historia. Fue un rival digno que mereció quedarse con la victoria pero que no tuvo capacidad para macar la diferencia en Buenos Aires ni en Bogatá. En ambos lados igualó 0 a 0 y terminó obligado a definir la final por penales. Perdió y se quedó sin el título que fue a buscar a Colombia. En Parque Patricios es un día triste.

 WHATSAPP FMA102