El intendente de Tinogasta Sebastián Nóblega cedió ante la presión gremial y acordó mantener como becados, hasta febrero, a los 373 agentes que el ex intendente Hugo Avila había pasado a planta permanente. Pero decidió no otorgar el incremento salarial anunciado por el ex jefe comunal. Por esta medida, los becados iniciaron un paro por tiempo indeterminado.

El municipio fue el epicentro de la tensión cuando Nóblega había decidido dejar sin efecto los decretos de pase a planta permanente.

Tras más de 30 horas de vigilia en el edificio de la Municipalidad, el intendente Sebastián Nóblega acordó con los gremios de ATE y el Sindicato de Trabajadores Municipales de Tinogasta (STMT) que se dé marcha atrás con los despidos y mantener la situación de becados a todos los agentes hasta el 1° de febrero del 2016. Hasta esa fecha se analizarán los legajos de los agentes. Además, se acordó el pago de sus sueldos, a través de planillas complementarias.

Por otra parte, quedó sin efecto el incremento salarial que se otorgaba mediante decreto 188/15 para los trabajadores al menos dentro del presupuesto 2015. El jefe comunal explicó que tiene el 100 por ciento de la coparticipación afectada al pago de sueldos. Por este motivo, se inició un paro por tiempo indeterminado, sin asistencia a los lugares de trabajo.

De esta manera, Nóblega firmó un acta compromiso donde se compromete a pagar por planilla complementaria el haber correspondiente al mes de noviembre a los agentes municipales que fueron nombrados recientemente. Además mantendrá la situación de becados hasta el 1º de febrero de 2016. El abogado del gremio, Iván Sarquís, luego de las 3 horas que implicaron las negociaciones, dijo que “ésta es la primera reunión que se avanzó en la reincorporación de los trabajadores a los que se les había dado de baja, y volvimos a una situación previa al decreto de pase a planta permanente y es por el plazo de 60 días, para que en ese tiempo sigamos avanzando y consigamos la reincorporación total y definitiva y el pase a planta de todos los trabajadores. A todos se les abonará el sueldo completo pero sin el aumento”, dijo Sarquís, y el efecto inmediato fue que la gente festejó el anuncio.

“Para nosotros era prioritario que ustedes pudieran llevar el pan a su mesa y pudieran pasar unas fiestas en paz y tranquilos. Esta lucha no ha terminado acá, el lunes nos vamos a volver a juntar con el municipio y vamos a entrar en paro a partir de hoy en reclamo por el incremento salarial”, manifestó Sarquís.

Por su parte, el secretario general de ATE, Ricardo Arévalo, señaló que en el hipotético caso de que se convoque a conciliación obligatoria, los becados deberán presentarse a trabajar.

“El lunes nos vamos a sentar a hablar porque los sueldos de los empleados municipales son muy bajos, están muy rezagados con relación al resto de la provincia, necesitamos que se actualicen y se reivindique el trabajo del empleado”, aseguró.

 WHATSAPP FMA102