LG abrió un agitado día de conferencias en la edición 2016 del Consumer Electronics Show en Las Vegas al develar un nuevo modelo de televisor que no supera el grosor de cuatro tarjetas de crédito apiladas. Mientras, en su espacio dentro del centro de conferencias, los asistentes disfrutaron de la pantalla enrollable creada por la surcoreana.

Horas más tarde, su competidor Samsung presentó un aparato de televisión que sirve además como centro de control inteligente para el hogar conectado.

La nueva línea de televisores de LG incluye un televisor OLED Signature que ofrece “literalmente una imagen sobre vidrio”. Con sus 2,57 mm de grosor, el panel tiene una medida sin precedentes, dijo en la presentación el vicepresidente de mercadeo David VanderWaal.

En la parte inferior es donde LG decidió ubicar los parlantes. Los modelos en llevar este diseño son los G6 y E6, con pantallas de entre 77” y 65” y de 65” y 55”, respectivamente.

Los nuevos modelos vienen además con novedades en cuanto a la calidad de imagen. “Recibieron el reconocimiento de Ultra HD Premium, lo que significa que cumple con los requisitos más altos de resolución, HDR, picos de luminosidad, los mejores niveles de negro, una amplia gama de colores y audio envolvente”, dijo la empresa al hablar sobre la mejorada calidad 4K.

La propuesta de Samsung se enfoca en otras funciones. Los aparatos de su nueva línea de televisores sirven como centros de mando para los aparatos conectados del hogar, como cerraduras, termostatos, luces y electrodomésticos.

El alto ejecutivo de Samsung Electronics Hyun Suk Kim corrió el velo de los nuevos SUHD Quantum Dot que, según él, marcan “el inicio de una nueva era en la televisión”.

Estos modelos están diseñados para consolidar mejor el contenido tradicional y en línea y permiten jugar más de 500 videojuegos, entre ellos Assassin’s Creed, que se difunde en línea en sociedad con el servicio Sony PlayStation Now, sin necesidad de una consola.

 WHATSAPP FMA102