San Lorenzo debutó con un empate frente a Patronato

Paraná se vio convulsionada por el debut de Patronato en la Zona 1 de la Primera División del fútbol argentino. Además, la llegada de un grande le puso un condimento especial al partido que se vivió en el Ingeniero Hilario Sánchez.

Con la mayoría de sus figuras, San Lorenzo se presentó con la intención de imponer su autoridad y el tridente conformado por Sebastián Blanco, Leandro Romagnoli y Ezequiel Cerutti puso en jaque a la última línea local, pero un descuido en defensa significó empezar el espectáculo de la peor manera.

Mediante un tiro de esquina ejecutado por Mauricio Carrasco, el combinado de Rubén Forestello se puso en ventaja. Las fallas de Gonzalo Prósperi y Matías Caruzzo le facilitaron la tarea a Fernando Telechea, quien ingresó por el segundo palo y festejó el 1 a 0. En Entre Ríos se vivía un día histórico.

A pesar de la presión constante del dueño de casa, y de mostrarse a la altura de las circunstancias, antes de que se vayan al descanso la calidad el Pipi emparejó el pleito. Con un tiro libre hermoso, en el que la pelota besó los dos palos antes de ingresar, el ídolo azulgrana empató el duelo para ponerle suspenso a la segunda parte.

Lejos de lo que marcaban los pronósticos, en el amanecer del complemento Patronato volvió pegar. La combinación entre Lautaro Comas y Fernando De La Fuente sirvieron para que se establezca el 2 a 1. A partir de ese momento el Cuervo pasó a jugar con línea de tres en el fondo, y los ingresos de Franco Mussis y Fernando Belluschi llevaron a que la visita tenga una postura más arriesgada.

La reacción de San Lorenzo se basó por una desinteligencia de Lautaro Germiniani. En su afán por anticipar a Cerutti, el lateral quedó mal parado y le dejó servido el balón al ex Estudiantes. Con el dominio de la situación y en velocidad, Abel Masuero no tuvo más opción que barrer al de Junín para que Patricio Loustau sancione la pena máxima. Desde los doce pasos, el especialista Néstor Ortigoza no le dio opción a Sebastián Bértoli y marcó el 2 a 2.

La fórmula de la victoria porteña estaba por la derecha. Una de las figuras de la noche se encargó de lastimar por su sector para abastecer a Nicolás Blandi y Martín Cauteruccio. Las incursiones de Cerutti eran las herramientas más empleadas para quedarse con los tres puntos, aunque el esfuerzo del experimentado arquero de 38 años atentó contra los deseos de Guede.

San Lorenzo dejó una mejor imagen en el final. Con muchos atacantes propuso el pleito en territorio ajeno. Sin embargo, la destacada actuación de Patronato en la primera parte del choque justificó el empate. Ambos pasaron el examen con un sobresaliente.

 WHATSAPP FMA102
Compartir