“Para ser claros, son los norcoreanos quienes han propuesto discutir un tratado de paz. Nosotros examinamos atentamente su proposición y claramente les dijimos que la desnuclearización debía hacer parte de cualquier discusión”, señaló John Kirby, vocero del departamento de Estado desde Amman, donde se encontraba junto al titular de ese despacho, John Kerry.

La declaración de Kirby es una reacción a una publicación en línea en la que The Wall Street Journal afirmó, citando fuentes estadounidenses, que “unos días antes del último ensayo nuclear norcoreano (del 6 de enero) el gobierno de (Barack) Obama había dado en secreto su visto bueno al inicio de diálogos para intentar poner fin formalmente a la guerra de Corea”, de entre 1950 y 1953, tras la cual la península quedó dividida en dos países.

Kirby agregó: Corea del Norte “rechazó nuestra respuesta”, la cual “es coherente con nuestro objetivo de largo tiempo de buscar una desnuclearización”.

 WHATSAPP FMA102