Los venezolanos adelantaron 30 minutos sus relojes como consecuencia del cambio de hora oficial ordenado por el gobierno de Nicolás Maduro, que busca enfrentar una aguda crisis energética en este país sumido en una dura situación económica.

Al encabezar en el Día del Trabajador una concentración de miles de seguidores afuera del palacio de Miraflores, Maduro recordó el cambio horario como necesario para aprovechar la luz natural, ante la sequía que tiene a punto del colapso el embalse de la central hidroeléctrica El Guri.

“Venezuela tiene media hora más de futuro, tiene nuevo huso horario, una medida para seguir salvando al Guri”, dijo en su discurso.

A las 2.30 locales de la madrugada los relojes en Venezuela cambiaron a 3, con lo que la hora oficial es desde este 1 de mayo cuatro horas menos con respecto al meridiano de Greenwich (GMT -4) y no cuatro horas y media.

Jesús Escalona, jefe de la Hora Legal de Venezuela (HLV), ajustó el reloj atómico ubicado en el Observatorio Naval Cagigal, en Caracas, donde mostró los controles para corregir “que sean las cuatro horas exactas (menos) al meridiano Greenwich”. Venezuela había retrasado su hora 30 minutos a fines de 2007 también para, paradójicamente, ahorrar energía, por orden del entonces presidente Hugo Chávez. Ese cambio puso al país en el huso horario -4H30 GMT.

El nuevo cambio en la hora es parte de una batería de medidas del gobierno para reducir el consumo eléctrico, la más drástica de todas el plan de racionamiento eléctrico en casi todo el país -salvo Caracas y otros estados pequeños

 WHATSAPP FMA102