Lucía habilitó una nueva Planta Procesadora de Nuez

La Gobernadora Lucía Corpacci dejó habilitada la Planta Procesadora de Nuez en la localidad de San Pedro de Capayán, en el marco del Proyecto Fortalecimiento de la Cadena Productiva del Nogal y con una inversión total de más de 1.300.000 pesos. Esta iniciativa se planteó con el objetivo de brindarle a los productores de la Cooperativa Agropecuaria de Provisión, Transformación, Comercialización y Consumo de San Pedro Limitada, los servicios de despelonado, lavado, secado, calibrado y embolsado de la fruta y así, agregarle valor a esta producción.

Acompañaron a la mandataria provincial, el ministro de Producción y Desarrollo Raúl Chico, el secretario de Agricultura, Ganadería y Agroindustria, los intendentes de Capayán Alfredo Hoffman y de Huillapima Omar Soria, legisladores, funcionarios de Producción, los miembros de la Cooperativa, productores y un gran número de vecinos.

Durante el acto habló el intendente Hoffman destacando la importancia de trabajar bajo la figura de una organización y con el apoyo de los distintos organismos técnicos a los efectos de articular las acciones en beneficio de los distintos procesos productivos. En la misma sintonía habló el vicepresidente de la Cooperativa Agropecuaria de San Pedro, Alfredo Rizzo, quien resaltó además, que “esta planta tiene capacidad tiene capacidad para trabajar con toda la nuez de esta zona, sumando la de las jurisdicciones cercanas”.

Por su parte, El ministro Raúl Chico recordó las premisas que se fijó este Gobierno referidas a otorgarle valor agregado a las producciones locales y lograr el autoabastecimiento. “No queremos que salga nada de Catamarca como materia prima, sino que lo haga con agregado de valor. En eso estamos trabajando y lo estamos logrando al poner en funcionamiento esta planta procesadora”, enfatizó al tiempo que aseguró que “el asociativismo es necesario para los grandes logros, porque en esta gestión hay un equipo de trabajo que los asiste para que los que apuestan al trabajo en Catamarca se desarreollen”.

Finalmente, Chico indicó que “de las aproximadamente 400 mil plantas existentes en la zona nogalera de Catamarca, queremos reconvertir 100 mil para poder obtener mejor calidad y cantidad y hacer negocios en otros mercados”.

 

El proyecto

La planta procesadora, que tuvo una inversión total de 1.321.385, se complementa con una envasadora al vacío y una báscula, además de otras herramientas complementarias como cintas transportadoras, bins y canastos para acopiarla nuez, elevadores hidráulicos y medidores de humedad.

El plan de negocios prevé incrementar los ingresos de los productores miembros de la Cooperativa Agropecuaria de Provisión, Transformación, Comercialización y Consumo de San Pedro Limitada. A través del Programa de Desarrollo Rural e Inclusión (PRODERI), el programa dotó a la Cooperativa de una importante línea de máquinas, equipamiento e infraestructura destinados a las tareas de post cosecha de las nueces que producen, tanto los asociados como los productores de la zona en general.

La planta podrá procesar unos 300 mil kilos de nuez por temporada, lo que se corresponde a la producción de la zona de influencia del proyecto, con la posibilidad de ampliar lalínea de secado. En función de ello, el incremento de la producción en kilos y la posibilidad de poder obtener un producto final procesado, clasificado y embolsado permitirá a los productores llegar a vender a un mejor precio su producción

 

Palabras de Lucía

Al hacer uso de la palabra, Lucía recordó que “siempre hemos apostado a grandes producciones para sacarlas afuera del país, y cuando uno hace esas apuestas pueden ir muy bien o pueden ir muy mal, porque estamos sujetos a los precios del mercado internacional; pero además hay otra dificultad, por la que yo siempre peleo, y es que a veces, cuando vienen enormes emprendimientos, lo que pasa es que los nuestros terminan vendiendo sus tierras, su pequeño pedacito, su granja, su huerta y terminan yendo a vivir en los barrios más periféricos de la ciudad o terminan golpeando las puertas de los municipios; porque de eso de lo que vivían no pueden vivir más”.

“Yo creo que nosotros podemos construir una Catamarca productiva si asentamos las bases para que cada uno de los productores locales, con el sostén del Estado, pueda crecer. Para crecer se tienen que organizar, porque es muy difícil hacerle esto a cada uno de ustedes, pero si crean las asociaciones, las cooperativas… yo sé que hay experiencias que han fracasado, yo sé que muchas veces se han armado cooperativas y después la maquinaria queda en manos de uno, sé que se armaron asociaciones y después las herramientas o el tractor se lo quedó uno y los demás quedan mirando; pero esa lógica la vamos a romper cuando nosotros armemos una asociación y seamos parte realmente de esa asociación”, agregó.

“No vengamos solamente a traer la nuez y nos demos la vuelta, porque tenemos que saber cómo va, cómo van las cuentas, qué se rompió, qué tenemos que aportar, cómo la tenemos que sostener; porque sino somos ajenos, y cuando queremos intervenir ya es tarde. Tenemos que trabajar fuertemente en darnos un voto de confianza, en volver a creer en nosotros mismos, en lo que somos capaces, y empezar nuevamente este camino que lo venimos reconstruyendo desde hace algunos años”, señaló.

La Gobernadora reconoció que “a mí me da mucha rabia a veces cuando voy a Buenos Aires y voy a esos grandes negocios que venden descarozados de duraznos, venden nueces… y cuando yo voy pregunto de dónde es la nuez y me dicen ‘La nuez es de Mendoza, porque es la mejor nuez’, ‘La nuez es de San Juan, porque es la mejor nuez’; y yo sé que mucha de esa nuez es nuestra, nada más que sale y se vende como de San Juan y de Mendoza… ¿Y por qué? Porque durante años y años vino el acopiador y nos compraba la nuez a granel, que después sale de Mendoza: nos dejan monedas y después la venden a un precio muy superior”.

“Gracias a Dios Catamarca viene cambiando esta lógica porque entendimos todos que hay que dotarlos de tecnología, y entendimos que esa tecnología no la puede comprar cada uno. Entonces yo hoy puedo decir que Pomán en su municipio tiene una planta procesadora de nueces, que el intendente Quipildor en la Puerta de San José, en el norte de Belén, también tiene una planta de estas, La Puerta también tiene una planta procesadora de nueces… puedo decir que hay cuatro o cinco municipios, que entendieron esta lógica y le empiezan a dar valor, porque acá no sólo es que la nuez tiene un proceso mucho más rápido. Esta tiene un valor agregado que es el secadero de nueces, porque las otras no lo tienen (…) y muy probablemente armen otra asociación donde estén las personas cortando la nuez, como lo veo en La Puerta o Pomán, que también es trabajo para la gente local, y que la nuez salga envasada al vacío con la seguridad de que no se les va a poner fea, que no se les va a apolillar, o con ese gas inerte que le ponen ahora, porque algunos trabajan al vacío y otros con gas inerte; y que podamos sacar paquetes que tengan un valor comercial muy superior a sacar la nuez tal como la cosechamos. De esa manera muchos productores van a ver cambiar el ingreso a sus familias”, destacó.

Lucía también observó la necesidad de hacer la reconversión varietal “sin que nadie se sienta perjudicado”, porque reconoció que “si les digo que les voy a podar el nogal para injertarlo y que tienen que esperar tres años… yo sé que me van a mirar como diciendo ¿y mientras tanto qué como? Entonces tenemos que buscar el sostén para que no se de ese vacío de ingresos en la familia y podamos hacer la reconversión varietal”.

Insistió en la defensa de su política de producir al menos lo que se consume, y puso como ejemplo el huevo, ya que “en Catamarca se consumen al año 120 millones de huevos, y como cada huevo cuesta aproximadamente dos pesos, lo que quiere decir que son 240 millones de pesos que se van al año de nuestra Provincia, porque todos los huevos vienen de otro lado. ¿Por qué no vamos a poder producir huevos? ¿Por qué tenemos que esperar que el camión venga de Rosario y entregue huevos a toda la provincia? Si acá pueden hacer huevos, si en Chumbicha pueden hacer huevos… y no hablemos de exportar: digamos abastecer lo que comemos todos los días. Son 240 millones de pesos que no saldrían de Catamarca, que reactivan el comercio y son el ingreso familiar”.

Observó que lo mismo con la carne y valoró los avances consumados con el Plan Toro: “me digan lo que me digan, yo hablo con los productores  y están contentos, porque por primera vez alguien los miró y les dijo ‘Vamos a mejorar la genética’ y hoy tienen una carne distinta a la que tenían antes puesto silos en toda la Provincia”.

“Catamarca tiene mucho por desarrollar, Catamarca, por su gente, que es capaz, porque es gente de trabajo: que no nos hagan bajar los brazos, sigamos peleando para desarrollar esta Catamarca porque somos capaces de hacerlo y todos juntos lo vamos a lograr”, concluyó.

 WHATSAPP FMA102