Eurocopa 2016: Detuvieron a francés que planeaba atentar durante la competencia

Un ciudadano francés fue arrestado en Ucrania con un cargamento en el auto de dos lanzagranadas, 125 kilos de explosivos y cinco fusiles Kalashnikov que pensaba utilizar en 15 atentados durante la próxima Eurocopa 2016 que se celebrará en Francia, confirmó oficialmente el Servicio de Seguridad ucraniano (SBU, antiguo KGB).

El anuncio fue hecho por el jefe del SBU, Vasil Hricak, quien reveló que el arresto se produjo el 21 de mayo en la ciudad de Jagodyn, cerca de la frontera con Polonia, informó la agencia de noticias Europa Press.

Los objetivos eran, de acuerdo a la inteligencia ucraniana, una mezquita, una sinagoga, una institución de recaudación de impuestos, instalaciones de control sobre las autopistas y muchos otros lugares, informó la agencia de noticias EFE.

El sujeto llegó a Ucrania en busca de una gran partida de armamento, consciente de que el país es desde hace poco más de dos años escenario de un conflicto armado entre las fuerzas gubernamentales y los separatistas pro rusos en el este del país.

Los servicios de espionaje ucranianos pusieron en marcha la operación, que culminó el pasado 21 de mayo con la detención del sospechoso, cuando fueron informados que un hombre de nacionalidad francesa se interesaba por la compra de armas.

El hecho, junto a las advertencias del Departamento de Estado norteamericano a sus ciudadanos sobre el “riesgo de una amenaza terrorista” en Francia, y del servicio de inteligencia alemán, que alertó sobre las intenciones del Estado Islámico (EI) de poner el evento deportivo “en su punto de mira” atizan el estado de alerta en el país galo.

Ayer, el presidente de Francia, Francois Hollande, señaló que “por desgracia la amenaza de un atentado en la Eurocopa existe” y que esta amenaza “estará presente por un largo tiempo”, tras precisar que “hay que adoptar todas las garantías” para que el evento “sea un éxito”.

“No hay que mantener únicamente la competición y las zonas para los aficionados”, sino que también es necesario “trabajar para que sea una fiesta europea, popular y deportiva”, dijo Hollande, quien recordó que, tras los atentados de noviembre se decidió mantener la Conferencia de Naciones Unidas sobre el Clima (COP21).

Francia, en estado de alerta antiterrorista desde los atentados del pasado noviembre en París, anunció que movilizará a “más de 90.000 policías y gendarmes” para proteger la Eurocopa que comienza el 10 de junio.

“El cien por ciento de precauciones no garantiza el riesgo cero. Hacemos todo lo posible para evitar un ataque terrorista y nos preparamos para responder. Más de 60.000 policías y gendarmes estarán sobre el terreno”, declaró el ministro de Interior, Bernard Cazeneuve, que también destacó el despliegue de 26.000 efectivos para el Tour de Francia.

Washington advirtió que los turistas que en gran número visitan Europa en los meses de verano serán “uno de los principales objetivos de los terroristas que planean atentados en lugares públicos, especialmente en los grandes eventos”.

El Gobierno estadounidense cita la Eurocopa como “uno de los potenciales objetivos para los terroristas, así como otros eventos deportivos a gran escala”, entre los que señala el Tour que se celebrará entre el 2 y el 24 de julio.

En noviembre de 2015, el estadio de Saint Denis, que albergará el partido inaugural y la final de la Eurocopa, fue uno de los objetivos de la serie de ataques del Estado Islámico contra varios lugares de esparcimiento en Francia, que incluyeron la sala de conciertos Bataclan y dejaron 132 muertos y cientos de heridos.

 WHATSAPP FMA102
Compartir