Encuentran muerto a sacerdote tucumano que denunció a narcos

El sacerdote Juan Heraldo Viroche fue encontrado ahorcado en su casa parroquial de la iglesia Sagrado Corazón, de la localidad de Ingenio La Florida

El presbítero Juan Heraldo Viroche, quien en los últimos años denunció a bandas que vendían drogas y el avance del narcotráfico, fue encontrado ahorcado en su casa parroquial de la iglesia Sagrado Corazón, de la localidad de Ingenio La Florida.

Fuentes policiales informaron que el sacerdote, de 46 años, fue encontrado sin vida en su dormitorio, donde se hallaron sus pertenencias desparramadas por el piso, y según los investigadores no tenía signos de violencia.

La Justicia ordenó que el cuerpo del padre Viroche sea sometido a una autopsia para establecer la causa de su muerte.

Fieles de la parroquia dijeron que el sacerdote expresó estos días su preocupación por amenazas recibidas a causa de sus denuncias contra bandas dedicadas a la venta de drogas.

En noviembre de 2015, el padre Viroche celebró una misa al aire libre para pedir por un pueblo sin drogas ni robos, en la localidad y comuna rural de Delfín Gallo, ubicada a 10 kilómetros de la capital provincial.

A raíz de los robos reiterados que sufrió el año pasado, el sacerdote resolvió enrejar la iglesia, y responsabilizó por los hechos delictivos al avance del narcotráfico que “corrompe” a adolescentes y jóvenes de la zona.

El arzobispado de Tucumán reclamó el pronto esclarecimiento del hecho

El arzobispado de Tucumán comunicó con dolor, la muerte del presbítero Juan Heraldo Viroche, párroco de Nuestra Señora del Valle de La Florida.

“El padre Juan fue encontrado muerto en circunstancias que se están investigando. La justicia está actuando y ha ordenado la autopsia a fin de determinar con claridad las causas de su muerte”, precisó en un comunicado

“Esperamos un pronto esclarecimiento del hecho y confiamos en la acción de la justicia con la que, desde luego, colaboraremos en todo lo que dependa de nosotros”, agregó.

El arzobispado de Tucumán manifestó que acompaña a la familia del sacerdote y a los fieles de la parroquia en “su dolor por la pérdida de su pastor” y encomendó al padre Viroche “a la misericordia de Dios, para que el Señor lo reciba en el cielo”.

Datos de la autopsia del sacerdote tucumano

Gustavo Gómez, fiscal general ante la Cámara Federal tucumana, aseguró que no se trataba de un suicidio, pero los datos preliminares de la autopsia, difundidos por medios locales, apuntan en otra dirección.

En ese sentido, la primera hipótesis del fiscal a cargo de la causa, Diego López Ávila, giraría en torno a un posible suicidio. “Todo inclinaría a pensar, por lo que indica el estudio forense, que este caso se trata de un suicidio”, aseguró en declaraciones a Radio Continental Tucumán.

En horas de la tarde, López Ávila le tomó declaración a una vecina de la parroquia, que habría aportado información sobre lo ocurrido con el sacerdote. En tanto, en el barrio donde se encuentra la iglesia, los vecinos se manifestaron porque creen que el sacerdote fue asesinado como consecuencia de su lucha contra el narcotráfico.

 WHATSAPP FMA102