Un catamarqueño en la cúspide del éxito en Japón

Rodrigo Inchausti no habla una sola palabra en japonés, pero viajó a Tokio y ganó un reality show cantando en ese idioma. Lo que sucede antes y después de esa actuación consagratoria parece de película. Este tenor de 36 años que vive en Catamarca se aprendió dos canciones (“Mata au hi made” y “Ozora to daichi no naka de”) y se consagró como una estrella. “Fue increíble, viví dos semanas soñadas”, dijo en declaraciones a la prensa. Además aseguró: “Nunca me imaginé ganar, la verdad es que fue un sueño esta consagración”.

Para llegar a cantar en Japón un amigo le habló del programa “Nodojiman”, uno de los realitys de música más conocidos de ese país. El desafío es que los participantes canten canciones en japonés. “Para entrar en el concurso rompí un poco las reglas, porque me pidieron que preparara dos temas y yo canté “A mi manera”, pero traducida al japonés. Se ve que les gustó y me dijeron si podía preparar algún tema que fuera original de Japón”, confesó.

Rodrigo logró clasificar a la ronda final del programa y lo invitaron a Tokio, en donde compitió contra otros once cantantes de todo el mundo. “Canté por fonética y me elogiaron la pronunciación. La mayoría de mis rivales hablaba japonés, pero igual pude cantar bien”.

El programa es uno de los más populares de ese país, pero como va grabado Rodrigo tuvo que firmar una cláusula de confidencialidad: nadie podía saber que él era el ganador. Después del concurso se alojó en un hotel cápsula y llegó con el enorme trofeo que se había ganado.
Una vez que se emitió el programa, Rodrigo, ya en Catamarca, tuvo una lluvia de solicitudes en las redes sociales: se había convertido en una celebridad. Ya lo invitaron para participar en la edición 2017 y piensa empezar a estudiar japonés. “¿Si se me abrió un mercado? Eso me dijeron, pero iremos paso por paso. Voy a estudiar y a preparar algunas canciones con más tiempo”.

 WHATSAPP FMA102