Uno de los muertos tuvo un paro y el otro fue por aplastamiento

Dos personas murieron en una avalancha ocurrida a poco de comenzar el recital que el Indio Solari brindó en Olavarría, donde según la fiscal Susana Alonso “hubo prácticamente el doble de gente que se esperaba”, a la vez que se registraron disturbios en la terminal de ómnibus y colapsaron las rutas en la desconcentración.
De los dos fallecidos sólo pudo ser identificado Fernando Javier León, de 41 años, oriundo de la localidad bonaerense de Los Polvorines, mientras que respecto del segundo, Alonso explicó que aún no se pudo establecer la identidad porque “no tenía documentos” y nadie lo ha reconocido.
Por su parte, el intendente de Olavarría Ezequiel Galli, explicó en conferencia de prensa que los organizadores del recital tenían habilitación “para 200.000 personas” y “no para la cantidad de gente que asistió”.
“La tarea del municipio fue garantizar la seguridad fuera del predio y el operativo de salud, que en ningún momento colapsó, y se pudo atender a todos los heridos”, dijo.
La fiscal Alonso contó a la Radio Con Vos que “las autopsias se estaban haciendo, pero aparentemente en uno de los casos es un infarto y otro un aplastamiento”.
En tanto, de la veintena de personas hospitalizadas a primera hora de hoy, sólo 12 permanecían internadas este mediodía en el hospital municipal Héctor Cura sobre las 11 de la mañana, aunque la lista se iba actualizando minuto a minuto.
El Indio Solari ofreció su primer recital después de haber anunciado que padece mal de Parkinson, lo que había generado gran expectativa en sus seguidores dado que durante todo este tiempo fueron muchas las especulaciones sobre la continuidad de sus esperadas “misas ricoteras”, los multitudinarios shows en vivo que ofrece a razón de uno o dos por año.
El recital de anoche había comenzado con normalidad sobre las 22, pero tras concluir el tercer tema -de acuerdo al testimonio de varios presentes- se produjo una avalancha que obligó al cantante a detener por 20 minutos el show.
Según uno de los integrantes del operativo de seguridad de nombre Gaspar, la avalancha se produjo “a 20 metros del escenario” y “sobre el lateral que da al terraplén de tierra”, durante “la primera pausa del recital”.
No obstante, las lesiones y sofocamientos por apretujones y caídas se habrían seguido produciendo a lo largo de todo el recital, durante el cual habrían seguido ingresando gran cantidad de personas sin entradas, y especialmente a la salida del evento.
En declaraciones a Radio Con Vos, la fiscal de Olavarría Susana Alonso aseguró que “una de las causas” de las muertes puede haber sido “la sobreocupación” del predio La Colmena donde se desarrollaba el evento. “Todavía es muy precaria la instancia de la investigación, porque recién empieza, pero nos da la sensación de que el lugar estaba preparado para menos cantidad de gente”, dijo la funcionaria judicial.
La fiscal aseguró que los primeros cálculos indican que el lugar estaba en condiciones de albergar “200.000 personas, a lo mejor”, mientras que “la estimación de (las imágenes registradas por) los drones, podría superar los 400.000”.
“No sé si todos tenían entradas ni cuántas vendieron. Pero sí,  por lo que me dicen los peritos, viendo los drones, una de las causas pudo haber sido esa”, dijo.
Alonso aclaró además  que los muertos y lesionados  se registraron dentro del predio, donde “la seguridad y organización estaba a cargo de los productores del evento”.
“Anoche fueron notificados los organizadores de que se iniciaron actuaciones penales por averiguación de causales de muerte y vamos a llegar a fondo para establecer las responsabilidades porque son vidas que se han perdido”, dijo.
Por su parte, la municipalidad de Olavarría emitió un comunicado para ratificar el número de fallecidos, donde aclaraba que solamente una de las personas que continúan hospitalizadas se encuentra en “riesgo de vida” por haber atravesado un “paro cardiorrespiratorio”. El intendente Ezequiel Galli, de Cambiemos, dijo que la situación “se fue de las manos”.
Respecto de los lesionados, sólo  revestía gravedad “una mujer identificada como Antonella Falcon, quien producto de un paro cardíaco se encuentra en terapia intensiva”.
Por otra parte, alrededor de 20.000 personas procedentes del conurbano bonaerense seguían ayer por la tarde varadas en la ciudad de Olavarría, al no contar con los medios de transporte para regresar a sus domicilios.
El comandante del destacamento de Bomberos de Olavarría Julio Colman, calificó a la situación como “complicada” por las personas que aún “quedaron adentro de lo que es el casco urbano, unas 20.000 personas dando vueltas con algunos disturbios, más que todo la gente que está parada acá y quiere irse, la mayoría, gente del Gran Buenos Aires”.
La zona de la terminal de ómnibus de la localidad bonaerense de Olavarría vivió una situación caótica, con la presencia de personas alteradas que provocaron disturbios, saqueos y el incendio de dos contenedores con basura.

Las llamas fueron iniciadas por personas que reclamaban en la terminal un transporte para regresar a sus lugares de origen, después de que hubiera una reprogramación de los servicios de autobuses.

Le tomaron una declaración

Carlos “El Indio” Solari declaró como testigo ayer ante la fiscal Susana Alonso, en la causa abierta por las muertes en el recital.
La declaración le fue tomada en el hotel de la ciudad donde el músico permanece alojado.
En “La Colmena”, el lugar del recital, la seguridad estuvo a cargo de la organización del evento y no de la policía local.

 WHATSAPP FMA102
Compartir