La CGT fijó el primer paro contra Macri para el próximo 6 de abril

No habrá transporte público ni de mercadería, provisión de combustibles, ni clases por la adhesión de los gremios.

El triunvirato de la CGT convocó finalmente al primer paro general contra el Gobierno de Mauricio Macri para el próximo 6 de abril . Será por 24 horas y sin movilizaciones y prevé que el acatamiento sea contundente en todo el país.

“Por unanimidad, este Consejo Directivo ha determinado el paro general para el 6 de abril”, señaló Carlos Acuña en conferencia de prensa en la sede de la central en Azopardo al 800, tras un encuentro del Consejo Directivo de la CGT.

“El paro no soluciona el problema de los trabajadores, el problema lo tienen que solucionar ellos, que son el Gobierno”, recalcó Acuña, al responder a las críticas de la Casa Rosada a la medida de fuerza.

El jefe del gremio de Dragado y Balizamiento, Juan Carlos Schmid, a su vez, señaló que durante la movilización a las puertas del Ministerio de Producción del martes de la semana pasada quedó demostrado un “contundente malestar en varias capas de la sociedad que la CGT intenta interpretar y el paro es una expresión de ese malestar”.

Alta adhesión

La medida afectará a la mayoría de las actividades y servicios en todo el país, con lo cual se espera una jornada con poco movimiento y calles desérticas.

La atención en dependencias públicas; el transporte público de pasajeros; el transporte de mercaderías; la apertura de comercios; la actividad financiera; el funcionamientos de escuelas y centros médicos; la recolección de basura y la provisión de combustibles, serán algunas de las actividades que se verán afectadas por la medida de fuerza.

En rigor, la paralización de casi todo el transporte público será lo que impactará en el resto de las actividades ante la imposibilidad que tendrá la gente de llegar a sus lugares de trabajo, llevar a los hijos a la escuela o cumplir con otras tareas habituales.

Si bien la medida de fuerza será sin movilizaciones, podría haber piquetes de agrupaciones de izquierda en los accesos a la Capital Federal, lo que complicaría además la concurrencia a lugares de trabajo en vehículos particulares.

Entre la gran cantidad de gremios que integran la CGT y que, por ende, irán al paro figuran Camioneros, Comercio, la Fraternidad, UTA, Aeronáuticos, UPCN, UOCRA, Sanidad, UOM, Peajes, Gastronómicos, Panaderos, Canillitas, Portuarios y Textiles.

A esos se espera que se sumen varios gremios que no integran la actual conducción de la CGT, como Bancarios, Unión Ferroviaria y Peones de Taxis, además de los que integran ATE, CTERA y Conadu.

El Gobierno mostró prudencia ante la decisión de la CGT de fijar el paro general para el próximo 6 al entender que la central obrera ya había anunciado que iba a realizar la medida.

“No se iban a bajar, por más que hubiéramos hecho todo lo que pedían. La única novedad es que le pusieron fecha. Nosotros seguimos con las puertas abiertas, convocándolos para solucionar los problemas de los sectores más afectados”, afirmaron fuentes oficiales.

Se suma la CTA

El secretario general de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yasky, anunció que su organización y la CTA Autónoma de Pablo Micheli se sumarán al paro general, aunque aclaró que mantendrán la huelga y movilización que definieron para el 30 de marzo.

“El paro del 6 será un plebiscito contundente, demoledor e inapelable que expresará el rechazo del pueblo a la política sistemática, al empobrecimiento y despojo de los sectores populares”, sostuvo Yasky.

Triaca: “buscan generar un costo político”

El ministro de Trabajo, Jorge Triaca, sostuvo que en algunos “no hay una pretensión de resolver el problema sino de generar un costo político al gobierno” y reclamó volver a la senda del diálogo.
Triaca hizo estas declaraciones al ser consultado por el conflicto docente luego de participar junto al presidente Mauricio Macri de la reinaguración del Centro de Producción de la compañía automotriz francesa PSA, que fabrica las marcas Citroën y Peugeot, en la localidad bonaerense de El Palomar.

“La gobernadora lo planteó con mucha claridad: hay una propuesta por parte de la provincia de Buenos Aires, esa paritaria se resuelve dentro de esa órbita y me parece que hay algunos que sin flexibilidad demuestran no una pretensión de resolver el problema, sino de generar un costo político al Gobierno”, dijo en declaraciones a Télam. Horas antes de que la CGT anuncie el paro Triaca había destacado lo hecho el año pasado a partir del diálogo, como cambios en el impuesto a las Ganancias, entre otros.

 WHATSAPP FMA102
Compartir