Municipales protestaron porque no funcionaban los cajeros

Empleados municipales de Tinogasta quemaron cubiertas y cortaron la calle, dado que no pudieron cobrar

Los trabajadores municipales terminaron por explotar de bronca el viernes pasado, ante la imposibilidad de cobrar sus sueldos a través de los cajeros automáticos de Banco Nación, y decidieron reclamar quemando cubiertas el sábado, cortando así la calle Juan Domingo Perón, una de las principales en el centro.

Esto ocurrió cerca del mediodía cuando la cola de personas rodeaba la sucursal bancaria y de acuerdo con lo manifestado no todos los cajeros funcionaban: uno no leía las tarjetas y a un trabajador de Salado, le faltaron 300 pesos. A esto también se sumó que ante el reclamo formulado por el vocal de la mesa provincial de ATE, Mariano Marcial, al gerente Carlos Rementería, le respondió “de una forma poco apropiada de un funcionario bancario”.

El viernes se generó malestar porque el pago de sueldos que estaba establecido no se efectivizó, ya que no se había hecho la acreditación por un supuesto error de sistema. Ante manifestaciones cruzadas, Marcial le reclamó a Rementería: “Yo le dije que era un mentiroso y él me respondió mal, no sé cómo el banco puede tener esa gente atrevida y maleducada.

Fuimos a reclamar de buena manera y hemos sido tratados mal. Hace rato fue a cobrar un compañero y se le quedó 300 pesos en el cajero y ahora tendrá que venir el lunes desde Copacabana, con el problema de invalidez que tiene, a reclamar por ese dinero”. A esto agregó que “es nuestro dinero y siempre tenemos problemas, porque cobramos poco, y mal.

Lo que queda tenemos que ir a gastarlo en el súper porque no te entregan cambios los cajeros, entonces es como que de todos lados te sacan una moneda”, manifestó.

A esto agregó: “Hay que sumarle que el cajero funciona dos segundos y se traba. Tenemos que manifestarnos de esta forma porque los compañeros municipales están cansados, ahora se acreditó el dinero, pero no se puede cobrar como se debe, esto sin contar que el sueldo es una miseria”, cuestionó Marcial.

Precisamente, la semana pasada, se estuvo avanzando sobre un pedido que se efectuó verbalmente al intendente por un incremento salarial de 4 mil pesos del que esperan tener prontas respuestas. “ATE elevo una nota a la gobernadora y la otra semana tendrá la respuesta. Nosotros ya le anticipamos al intendente, si no se vendrán los cortes de ruta u otras formas de reclamo”, advirtió.

 WHATSAPP FMA102