Argentina volvió a la zona de Mundial con un sufrido triunfo

La Selección argentina de fútbol logró este jueves a la noche un laborioso triunfo por 1 a 0 sobre Chile en el estadio Monumental de Núñez y, si bien quedó en deuda, ya que jugó bastante mal por momentos, sumó tres puntos de oro que le permiten avanzar hasta la zona de clasificación directa para el Mundial de Rusia 2018.

En un encuentro de la decimotercera fecha de las Eliminatorias Sudamericanas, el astro Lionel Messi, a los 16 minutos del primer tiempo, marcó el gol de la victoria de tiro penal, tras una falta sobre Ángel Di María dentro del área chilena que no llegó a percibirse, incluso viendo la jugada por televisión.

En su próxima presentación, el equipo que dirige Edgardo Bauza visitará el martes que viene a Bolivia, en la altura de La Paz, sin su emblema Javier Mascherano ni el delantero Gonzalo Higuaín, ambos suspendidos por acumulación de amonestaciones.

Tras un comienzo por demás alentador, Argentina terminó jugando un flojo partido -Chile mereció el empate-, pero obtuvo un triunfo crucial, ya que superó a su rival de este jueves y pasó del quinto puesto -de repechaje- al tercero en estas Eliminatorias y quedó a sólo un punto del segundo Uruguay, vapuleado esta noche por el líder Brasil en Montevideo (4 a 1).

El conjunto albiceleste empezó el encuentro a toda máquina, decidido a llevarse por delante al equipo que le arrebató de entre las manos las últimas dos ediciones de la Copa América, al ganarle -en ambas ocasiones- en definición con disparos desde el punto del penal en la final.

Argentina presionó arriba y, con un Messi inspirado, generó un puñado de ocasiones de gol antes de que se cumplieran los primeros 20 minutos de juego, incluyendo la maniobra en la que el árbitro brasileño Sandro Ricci marcó penal en favor de los dirigidos por Edgardo Bauza, a los 15.

Una decisión polémica de parte de Ricci, que previamente, a los seis minutos, anuló por off side una jugada que había terminado en gol de Fuenzalida, que parecía habilitado tras un centro de Alexis Sánchez, si es que efectivamente la pelota no rozó en la cabeza de Aránguiz, como supuso el juez de línea Marcelo Vangasse cuando levantó su banderín, le devolvió el alma al cuerpo a la Selección argentina.

El encuentro continuó con el marcador en blanco hasta que el árbitro brasileño vio falta de Fuenzalida sobre Di María entrando al área y Messi puso en ventaja al dueño de casa desde los 12 metros, con un preciso remate que se coló junto al palo izquierdo del arco defendido por Bravo.

 WHATSAPP FMA102