Ate rechazó el 18 por ciento e inició un plan de lucha

La situación gremial parece no encontrar un punto de unidad.

La situación gremial, y sobre todo los reclamos que llevan adelante desde distintos sectores de la administración pública, parecen no encontrar un punto de unidad, lo que motiva que desde los sectores obreros se manifiesten.

Uno de esos sectores que se encuentran en puja para lograr un incremento salarial es el de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), el cual tiene como secretario General a Ricardo Arévalo.

De acuerdo a lo que se pudo conocer, el pasado martes se llevó a cabo una reunión por parte de los sindicalistas y funcionarios del Gobierno provincial, a los fines de avanzar en el incremento salarial solicitado oportunamente de 4.000 pesos.

En esa reunión, los funcionarios provinciales acercaron una primera oferta consistente en un incremento salarial para todos los afiliados a Ate de un 18% y que el mismo se realizará en tres cuotas, pero esto fue rechazado desde un primer momento, al igual que un segundo ofrecimiento de igual porcentaje pero en dos cuotas.

Con las negociaciones sin avanzar, ambas partes se levantaron y quedaron en reunirse en la próxima semana.
No obstante, ayer se llevaron a cabo asambleas en diferentes organismos provinciales, como ser Obras Públicas, Servicios Públicos, Recursos Hídricos, entre otros, y en las mismas se les transmitió el resultado de las negociaciones, por lo que decidieron empezar un plan de lucha.
En tal sentido, como primera medida, salieron a cortar frente al Cape, quemando cubiertas e interrumpiendo el tránsito hasta las 13.00.

Asimismo, en diálogo con El Esquiú, Ricardo Arévalo adelantó que para hoy habrá un quite de colaboración y el próximo lunes se concretará un paro y movilización hacia Casa de Gobierno. Además, dichas medidas serán porque no aceptan un porcentaje, sino que desde Ate se quiere una recomposición salarial de 4.000 pesos.

Por otra parte, adelantó que de no haber una respuesta favorable, las medidas de fuerza continuarán hasta lograr lo solicitado, dado que la inflación provocó “una pérdida en el poder adquisitivo de los sueldos del empleado público”.

 WHATSAPP FMA102
FuenteEsquiu
Compartir