Liberaron a joven que quiso prender fuego la casa de su vecino

El Juzgado de Control de Garantías de Tinogasta decidió dejar en libertad al joven uruguayo que golpeó e intentó prender fuego la casa de su vecino, luego de asegurar que éste le había envenenado el perro, el fin de semana pasado en la localidad de Palo Blanco.

Martín Eduardo Silva Eizaga, de 31 años, fue detenido el domingo pasado e indagado por el delito de lesiones, amenazas y daños, y lejos de abstenerse de prestar declaración indagatoria ante el fiscal subrogante Jorge Barros, optó por defenderse.

En su alocución, Eizaga aseguró encontrarse harto de las actitudes de su vecino, y admitió que intentó incendiar su domicilio por el ataque de éste contra su mascota.

En este sentido, el fiscal Barros solicitó la audiencia de control de detención, que se llevó a cabo ayer en horas del mediodía en el Juzgado de Garantías.

Allí se resolvió que el sujeto, que ya había tenido condenas de prisión efectiva en el vecino país de Uruguay por episodios de violencia, sea dejado en libertad de inmediato.

En su resolución, la jueza subrogante, Patricia Almendra, argumentó en su resolución que no existe peligro de fuga y que su libertad no va a entorpecer la prosecución de la investigación.

La decisión fue adoptada pese a la oposición manifestada por la fiscalía, que considera la peligrosidad del sujeto, teniendo en cuenta sus antecedentes penales en Uruguay, y sobre todo por algún tipo de revancha que intentaran adoptar los vecinos contra él.

 WHATSAPP FMA102