EEUU lanzó una poderosa bomba en Afganistán

Estados Unidos lanzó, desde un avión militar C-130 y por primera vez en un combate, una bomba GBU-43, también conocida como la “madre de todas las bombas”, contra una serie de cuevas en el este de Afganistán usadas por militantes del Estado Islámico, informó el portavoz del Pentágono, Adam Stump.
Por primera vez en la historia, Estados Unidos ha utilizado la bomba GBU-43 Massive Ordnance Air Blast (MOAB), un gigantesco proyectil de unas 10 toneladas de peso, diseñado para destruir complejos de cuevas y túneles subterráneos, según informó la agencia EFE.

“Es realmente un gran trabajo, estamos muy orgullosos de nuestro Ejército”, dijo Trump en la Casa Blanca, y señaló que había dado “autorización total” a ese ataque. La bomba, una GBU-43, fue lanzada a las 19.32, hora local, sobre una red de túneles y cuevas del ISIS-K (las siglas que se refieren a la facción afgana del Estado Islámico) en el distrito de Achin, provincia de Nangarhar. El proyectil, de 10 toneladas de peso, se llama técnicamente Explosivo Aéreo de Artillería Masiva, cuyas siglas en inglés, MOAB, equivalen a las del apelativo Madre de Todas las Bombas en el mismo idioma, y de ahí el macabro apodo.

A los pocos minutos de confirmar la operación, el departamento de Defensa difundió una fotografía de la ya famosa bomba, un proyectil color naranja de enormes dimensiones. “El ataque fue diseñado para minimizar el riesgo de las fuerzas americanas y afganas que llevan a cabo operaciones de limpieza en la zona mientras que maximiza la destrucción de instalaciones y combatientes del ISIS”, explicó el Pentágono.

“A medida que están incrementando las bajas en el ISIS-K, están usando IED [bombas de fabricación casera], búnkeres y túneles para fortalecer su defensa”, señaló el general John W. Nicholson, comandante de las Fuerzas Estadounidenses en Afganistán. “Esta es la munición adecuada para reducir estos obstáculos y mantener el ímpetu de nuestra ofensiva contra el ISIS”, añadió.

 WHATSAPP FMA102
Compartir