Fiambalá: Productores se quejan por la falta de agua para riego

Realizaron presentaciones para pedir soluciones que no tuvieron respuestas hasta el momento.

El productor Luis “Nono” Bustamante volvió a insistir con la necesidad de que se realicen inversiones para mejorar el sistema de riego que en la actualidad les está permitiendo regar cada 90 y hasta 120 días.

“Hay sectores de Fiambalá que han llegado a los 4 meses de falta de agua de riego, y en otros sectores se va llegando a los 90 días. Lo más grave es que no hay intención de las autoridades de dar una solución porque no nos han contestado las notas que presentamos con la problemática a la Intendenta, con el fin de que realicen una laguna para que se haga un reservorio en Guanchín, ésa es la solución, porque en verano viene la creciente, rompe los canales y no podemos regar; pero ahora estamos entrando en invierno y estamos en lo mismo”, dijo el productor.

Los riegos de una finca que se hacen por turno deberían, en teoría, realizarse entre 30 a 40 días como mucho, pero al distanciarse tanto los turnos, se estaría sometiendo a un estrés a la planta por falta de agua que luego se traduce en un punto negativo, causando un rinde mucho menor al productor de uva cereza. Se entiende que la uva cereza tiene una resistencia más importante que otros varietales. No obstante, Bustamante dijo que “a nosotros no solo nos interesa que no se seque la planta, sino que también dé uva, si de eso vivimos”, dijo.

En torno a los que hicieron reconversión varietal dijo que “es peor para ellos, que optaron por una uva que es más delicada aún y no tiene tanta resistencia. Entonces vamos para atrás en vez de mejorar, porque aconsejan que hay que cambiar a varietales, pero nada va a funcionar si no tenemos agua”, sostuvo.

“Si tenemos que hablar de reconversión, Fiambalá se adapta mejor para pasas, no hay pasa en el país que sea mejor, ahora en Tinogasta puede ser mejor para vinos finos. El INTA dice que está trabajando, y escuché que se quiere hacer una reconversión masiva, pero hasta ahora no vemos nada”. En este contexto, el productor reflexionó: “Si las autoridades hicieran un reservorio en Guanchín se podría recolectar toda el agua de las crecientes y juntar con el canal que viene de la cordillera y podría ir creciendo año tras año; con ese espejo Fiambalá puede pensar en colonizar unas mil hectáreas, que es totalmente factible. Si nosotros calculamos que una hectárea da 40 mil kilos de uva, por mil hectáreas bien trabajadas y con riego, a 10 pesos el kilo de pasas, serían 400 millones de pesos que podrían ingresar a la zona.

Fuente: ElAncasti

 WHATSAPP FMA102