El Concejo Deliberante de Tinogasta declaró a toda la jurisdicción, libre de pirotecnia sonora de alto impacto. El proyecto fue presentado por el concejal José Ocampo Quintar (Cambiemos), y tendrá su aplicación plena dentro de 180 días a partir de la fecha de promulgación.
Este período fue acordado para permitir que la comuna pueda adquirir un decibelímetro apto para realizar los controles de los ruidos molestos, a través del área Comercio del municipio.
Las mediciones se efectuarán en las zonas residenciales, en fiestas privadas y boliches bailables.
Además, este período servirá para que los comerciantes que cuentan con este tipo de productos en sus góndolas, puedan comercializarlos antes de que entre en vigencia la prohibición de la venta de pirotecnia sonora.
Ocampo Quintar explicó que se trata de un proyecto que contó con la iniciativa de organizaciones de protección de la vida animal y de referentes de la escuela especial Nº 3 “Amor y Esperanza”.
“Estas instituciones explicaron al Concejo los daños que causan los ruidos extremos en los niños que padecen autismo y en los animales”, señaló.
“Nos hemos asesorado buscando marcos legales que hayan regulado este tema en otras ciudades, como también hablamos con muchos sectores de la sociedad, Se informó además que los comerciantes participarán en la implementación de la norma para que surja una ordenanza aplicable que no vulnere los derechos de terceros.
“Es un proyecto que generé para la ciudad de Tinogasta, pero por moción de los demás concejales se amplió a toda la jurisdicción”, dijo el concejal.
De esta manera, en octubre ya no se podrá utilizar bombas de estruendo en toda la jurisdicción del ejido municipal, en ningún tipo de evento quedando prohibida también su comercialización.
 WHATSAPP FMA102