Real Madrid eliminó al Atlético y jugará la final con Juventus

El equipo de Zidane eliminó al “Colchonero” en el Vicente Calderón. Saúl y Griezmann marcaron para los de Simeone, mientras que Isco lo hizo para el “Merengue”

El mensaje que envió el público del Atlético Madrid en la previa de la revancha de la semifinal de la Champions League demostró que los resultados no son necesarios para que haya pasión. “Orgulloso de no ser como vosotros“, se leyó en las tribunas del Vicente Calderón, en respuesta a la canción del Merengue que hace referencia a las finales de las ediciones anteriores.

Como en el primer duelo el Real Madrid había conseguido una contundente goleada (3-0) en el Santiago Bernabéu, Diego Simeone envió un mensaje claro a sus jugadores: “El que no quiera jugar la vuelta que se quede en su casa”. Las palabras del Cholo tocaron una fibra sensible y la actitud de sus dirigidos sorprendió a la Casa Blanca.

Las intervenciones de Carrasco, Saúl, Koke y Fernando Torres complicaban a la última línea de la visita y las respuestas de Keylor Navas no brindaban ninguna garantía. Así, en menos de un cuarto de hora, el Colchonero encendió la llama de la esperanza.

Un tiro de esquina ejecutado por Koke hacia la cabeza de Saúl conformó el prematuro 1 a 0, mientras que Griezmann, de penal, extendió la diferencia para que la capital ibérica se convirtiera en un hervidero.

Sin embargo, la hazaña se evaporó antes de llegar al descanso. El Atlético tenía que mantener su arco en cero para no hipotecar sus pretensiones y un descuido defensivo le generó un precio demasiado alto. Karim Benzema se sacó de encima a tres hombres sobre la línea de fondo, tocó hacia la llegada de Toni Kroos y el alemán buscó el descuento con un tiro rasante. La atajada de Oblak pasó rápidamente al olvido, dado que Isco capitalizó su oportunismo para llegar a la red. Con el 2 a 1, los dueños de casa tenían que hacer tres goles más para clasificar: misión imposible.

En el complemento Cristiano Ronaldo tomó mayor protagonismo y su calidad fue merecedora de una conquista. A través de la pelota parada, el portugués exigió a Oblak, pero la insistencia albirroja no permitía la resignación.

Una notable escapada de Carrasco hizo lucir a Keylor Navas. El tico le tapó el mano a mano al belga y despejó el rebote que cayó en la cabeza de Griezmann. Además, la figura de Benzema crecía minuto a minuto y la llegada del grito del Real parecía cada vez más latente.

El ingreso de Kevin Gameiro no modificó la efectividad del Atlético, dado que el reemplazante del Niño no fue gravitante en el compromiso. Una situación similar a la de Ángel Correa, quien no estuvo a la altura de las circunstancias.

El 3 de junio el combinado de Zidane buscará convertirse en el primer bicampeón de Europa. Para ello deberá superar a la Juventus, el equipo con la defensa más sólida del continente. En Cardiff se escribirá una nueva historia.

 WHATSAPP FMA102