Preocupación por el futuro del Sanatorio San Roque

Luego de la inhabilitación temporal de un quirófano del Sanatorio San Roque de esta ciudad, se generó el alerta de toda una comunidad que se encuentra amenazada con perder un centro asistencial construido hace más de medio siglo.

A 40 días desde que fue inhabilitado el quirófano de este sanatorio por una auditoría realizada por la Obra Social de los Empleados Públicos (OSEP), y ante una nueva inspección realizada hace apenas unos días se espera que el problema se pueda solucionar a la brevedad.

Mientras los informes van y vienen, existe desazón en gran parte de la población que durante 60 años ha elegido los servicios médicos brindados por este centro de salud, y que hoy convive con la amenaza de perder uno de los tres centros de atención médica con los que cuenta Tinogasta.

Los cerca de 10 mil habitantes que se atienden en el Hospital San Juan Bautista, como en la Clínica del Valle y el Sanatorio San Roque, sobre el que hoy pesa una penalidad nunca antes impuesta y sin ningún tipo de precedentes en la historia ni de la institución ni de la Obra Social que aplica la sanción, también está causando incertidumbre en muchas familias que ven amenazada su fuente de trabajo.

Desde el centro de salud, médicos han recurrido a las autoridades del Ministerio de Salud de la Provincia, a las del Colegio de Médicos y los mismos profesionales aseguran que el quirófano en cuestión reúne todas las condiciones para poder funcionar. Sin embargo, la sanción se mantiene y a medida que transcurren los días más crece la incertidumbre en la comunidad de que se encuentre una resolución a esta problemática.

Situación similar

Al mismo tiempo que OSEP clausuró sectores del Sanatorio San Roque de Tinogasta por diversas falencias, también se produjo la inhabilitación para atender con OSEP en el  Instituto Médico Sagrado Corazón de Jesús de la Capital. Días atrás, empleados de ese centro de salud habían solicitado a las autoridades de la Obra Social y del Ministerio de Salud de la Provincia que realicen una nueva inspección para habilitar el lugar dado que había 40 familias que temían perder su fuente laboral. En un principio, la inhabilitación para estos dos centros fue por 90 días, y se realizó a principios de abril.

 WHATSAPP FMA102
Compartir