La madre que golpeó a la maestra hizo su descargo

El caso se viralizó y conmocionó al país. El viernes pasado, Eliana Romero insultó y agredió a la maestra de su hijo en la escuela pública 46 de la localidad bonaerense de Tigre, fue grabada por otra docente y, ahora, Romero manifiesta sentirse arrepentida.

En diálogo con Telefe, Romero dio su versión de lo ocurrido luego de la tensa situación en la que participó frente a su hijo. Señaló que está embarazada y que el viernes por la tarde tuvo pérdida, por lo que envió a un sobrino a buscar a su hijo a la escuela: “No se lo quisieron dar porque tenía que ir yo, mando a otro sobrino y tampoco se lo quisieron dar. Imaginate cómo me levanté de la cama. Fui, y cuando llego la maestra se me reía y me dice: ‘¿Me estás tomando el pelo vos?'”.

“Entonces le explico que no me podía levantar porque andaba enferma, y me dice: ‘Ay, para tomar mate tenés tiempo’, y ahí fue.”, relató Romero.

“Yo reconozco que hice mal”, continuó la mujer antes de expresar su disconformidad con la investigación de la policía sobre sus antecedentes -estuvo presa 4 años por secuestro extorsivo-, ya que “las consecuencias ahora las sufren” su madre y sus hijos.

“Están metiendo mi vida pasada (…) Yo iba a ir en su momento a pedir disculpas a la maestra porque yo reconocí que hice mal. Reconocí que eso no se hace y podría ir a hablar de otra manera. Estoy arrepentida y en su momento le voy a pedir disculpas a la maestra frente a frente por mi mal carácter y mi mal hablar”, dijo.

Romero, que ahora enfrenta la posibilidad de pasar hasta 60 días presa por la agresión a la maestra Vanesa Segovia de acuerdo a la ley bonaerense 14.898 artículo 74 Bis, que establece penas para la violencia física o maltrato hacia los docentes, dice que tuvo una vida difícil, pero que se esfuerza por ser una mejor madre.

“Le pido perdón, yo en su momento le voy a hablar a ella [por la maestra]. No soy una negra de mierda y no soy una villera, como dicen. Tuve una vida de mierda, pero gracias a Dios eso cambio y trato de cada día ser mejor madre”, concluyó.

La versión de la maestra

Al explicar qué desencadenó el incidente, la maestra Vanesa Segovia relató que “el horario de salida de los chicos es a las cinco de la tarde”, momento para el cual la madre no estaba presente.

“Después de intentar varias veces comunicarme con ella, logro que atienda mi llamada con otro número. Se despacha conmigo diciendo que no lo iba a ir a buscar, si quería quedarme con el nene que me quede, porque ella estaba tomando mates. Como corresponde, damos aviso a la comisaría”, mencionó.

Poco después, mientras los docentes seguían esperando a la madre, ésta llegó “enfurecida, porque había mandado a dos niños menores, que no son familia ni personas autorizadas a retirarlo y como no corresponde, no lo entregué. Entonces, llegó enfurecida. Llega habitualmente después de mi llamado, cinco y diez, cinco y cuarto. Esto fue cerca de las seis de la tarde”.

“Fue un terrible momento. Cuando mostró tanta agresividad, una compañera mía grabó el momento. El nene es el único al que dejan olvidado en la escuela, un pobre chico abandonado, tenemos que estar llamando a la mamá para que lo venga a buscar. Es tristísimo esto. Yo no le pedía nada más que busque a su hijo”, lamentó, entre sollozos.

 WHATSAPP FMA102
Compartir