Cinco personas fueron detenidas este miércoles en Rosario en 35 allanamientos ordenados por la Justicia Federal, en una causa por la emisión de “facturas truchas” cuya defraudación fiscal asciende a los 2.500 millones de pesos, informaron fuentes judiciales.

La organización, conformada por contadores, escribanos, informáticos y vendedores, vendió “facturas truchas” a más de 6.500 comercios de todo el país mediante 72 cuits distintos, confiaron fuentes judiciales.

Según los investigadores, para cometer la presunta defraudación se emplearon diferentes modalidades como facturas de papel, electrónicas, tickets y controladores fiscales.

El juez federal 3 de Rosario, Carlos Vera Barros, ordenó este miércoles 35 allanamientos en Rosario que fueron realizados por personal de Gendarmería y de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).

“La defraudación fiscal asciende a 2.500 millones de pesos sólo de capital de impuestos, a lo que habría que adicionar intereses y multas”, precisaron los investigadores.

Los cinco detenidos fueron sindicados como los “cabecillas” de la organización y todos tienen domicilio en Rosario.

Según fuentes judiciales, unas 80 personas habrían participado del ilícito mediante la emisión de “facturas truchas” que fue detectada por el organismo recaudador.

“Los hoy (este miércoles) detenidos se dedicaban a ‘armar’ empresas, las que luego de inscribir en Afip, eran utilizadas sólo para emitir facturas truchas”, señaló el juzgado a través de un comunicado.

 WHATSAPP FMA102