¿Por qué correr mejora tu salud?

Probablemente hayas escuchado decir que el ejercicio es una medicina. Y no es solo un dicho, es la realidad. Hay una gran evidencia científica que demuestra que el ejercicio regular (150 minutos por semana, es decir, aproximadamente 30 minutos cinco veces por semana) tiene beneficios para la salud que van más allá de cualquier pastilla que un médico pueda recetar. Los estudios han demostrado que correr puede ayudar a prevenir la obesidad, la diabetes tipo 2, las enfermedades cardíacas, la presión arterial alta, los accidentes cerebrovasculares, algunos cánceres y una serie de otras afecciones desagradables. Además, los científicos han demostrado que correr también mejora enormemente la calidad de vida emocional y mental, e incluso te ayuda a vivir más tiempo.

1. Correr te hace más feliz

Si has estado haciendo ejercicio regularmente, ya lo has descubierto: no importa lo bien o mal que te sientas en un momento dado, el ejercicio te hará sentir mejor. Y va más allá de la “fiebre del corredor”: esa avalancha de hormonas que te hacen sentir bien conocidas como endocannabinoides.

En un estudio publicado en Medicine and Science in Sports and Exercise, los investigadores descubrieron que incluso una sola sesión de ejercicio (30 minutos de caminata en una cinta de correr) podía elevar instantáneamente el ánimo de alguien que padecía un importante trastorno depresivo.

E incluso en esos días en que tienes que forzarte a salir por la puerta, el ejercicio aún te protege contra la ansiedad y la depresión, según muestran los estudios.

El ejercicio moderado puede ayudar a las personas a lidiar con la ansiedad y el estrésincluso después de que hayan terminado de hacer ejercicio. Un estudio de 2012 en el Journal of Adolescent Health demostró que solo 30 minutos de carrera durante la semana durante tres semanas aumentaron la calidad del sueño, el estado de ánimo y la concentración durante el día.

¿Alguna vez escuchaste a alguien llamarlo “droga”? Bueno, aparentemente, en realidad es bastante similar. Un estudio de 2007 en Fisiological & Behavior demostró que correr causa el mismo tipo de adaptaciones neuroquímicas en las vías de recompensa del cerebro que también comparten las drogas adictivas.

2. Correr te ayuda a ponerte en forma

Ya sabes que los ejercicios queman calorías mientras te ejercitas, la ventaja es que cuando haces ejercicio, esta quema continúa después de haberlo realizado.

Los estudios han confirmado que el ejercicio regular aumenta la “postcombustión”, es decir, la cantidad de calorías que se queman después del ejercicio. Es como recibir un cheque incluso después de jubilarse.

Y no tienes que correr a la velocidad del sonido para obtener este beneficio, sucede cuando haces ejercicio a una intensidad que es alrededor del 70 por ciento del VO2 máx. (Esto es un poco más rápido que tu ritmo más fácil, y un poco más lento que el ritmo de maratón).

3. Correr fortalece tus rodillas (y otras articulaciones y huesos también)

Se sabe desde hace tiempo que correr aumenta la masa ósea e incluso ayuda a detener la pérdida ósea relacionada con la edad. Pero lo más probable es que tengas familiares, amigos y desconocidos que te adviertan que “correr es malo para tus rodillas”. La ciencia ha demostrado que no es así. De hecho, los estudios muestran que correr mejora la salud de las rodillas, según el investigador de la Universidad de Boston, David Felson.

“Sabemos, por muchos estudios a largo plazo, que correr no parece causar mucho daño a las rodillas”, dijo Felson. “Cuando observamos a las personas con artritis de rodilla, no encontramos mucha historia previa de carrera, y cuando observamos a los corredores y los seguimos a lo largo del tiempo, no encontramos que su riesgo de desarrollar osteoartritis sea superior a lo esperado.”

4. Correr te mantendrá más ágil mentalmente, incluso a medida que envejeces

¿Preocupado por “perder la agilidad mental” a medida que envejeces? Correr regularmente te ayudará a mantenerte. Un estudio de 2012 publicado en Psychonomic Bulletin & Reviewconcluyó que la evidencia es insuperable de que el ejercicio regular ayuda a vencer el deterioro mental relacionado con la edad, particularmente funciones como cambio de tarea, atención selectiva y memoria.

Además, en pacientes con accidente cerebrovascular, el ejercicio regular mejora la memoria, el lenguaje, el pensamiento y los problemas de juicio en casi un 50%. El equipo de investigación encontró “mejoras significativas” en la función cerebral general al finalizar el programa, con la mayor mejora en atención, concentración, planificación y organización.

5. Correr puede reducir tu riesgo de padecer cáncer

Tal vez correr no cura el cáncer, pero hay muchas pruebas de que ayuda a prevenirlo. Una amplia revisión de 170 estudios en el Journal of Nutrition mostró que el ejercicio regular se asocia con un menor riesgo de ciertos cánceres. Además, si ya tiene se cáncer, correr puede mejorar la calidad de vida mientras se recibe quimioterapia.

6. Correr agrega años a tu vida

Si cumples con la cantidad mínima de actividad física (30 minutos, cinco veces por semana), vivirás más tiempo. Un estudio enorme en la revista PLOS Medicine muestra que diferentes tipos de personas que comenzaron a hacer ejercicio, vivieron más tiempo. Los fumadores agregaron 4.1 años a sus vidas; los no fumadores ganaron tres años. Incluso si aún fumas, tendrás 2,6 años más. Los sobrevivientes de cáncer extendieron sus vidas en 5.3 años. Aquellos con enfermedad cardíaca ganaron 4.3 años.

 WHATSAPP FMA102
Compartir