Cerró la 43 ° edición de la Fiesta provincial y Regional de la Vendimia, que se desarrolló con un imponente marco de público que asistió para ver un espectáculo variado, con artistas regionales y totalmente gratuito.

El clima acompañó el viernes a la noche la primera velada porque se habían dispuesto unas 2 mil sillas que no fueron suficientes para albergar a tanta gente que se convocó para el festejo del pueblo. La plaza principal se convirtió en el predio donde, con la colaboración del Gobierno de la provincia, se instalaron carpas culturales, productivas, institucionales. Los infaltables juegos para niños, los vendedores ambulantes y por supuesto la inauguración de los ranchos que se hizo el jueves por la noche, terminan dando el toque festivalero necesario y convocante.

Luego de apertura con la Cueca La Tinogasteña interpretada en la danza de bailarines de las escuelas presentes, el intendente municipal dio la bienvenida a todos y los instó a disfrutar de este festival que forma parte de la historia del departamento y de sus raíces originarias que es el cultivo de la vid. El párroco monseñor Julio Niñoles realizó la bendición de los frutos y la fiesta comenzó. Pasaron por el magnifico escenario montado para la ocasión sobre calle Presidente Perón: Los del Valle, Rolando Safe, Marcelo Heredia, Los Rieles, academia de danzas nativas Abaucán que bailaron un huaino, casi anticipándose al próximo festejo carnavalero. El humor llegó de la mano de Mingo Aguirre que dejó lo mejor de su repertorio.

También el público acompañó a Los diableros de Orán, la academia de danzas Pampa y Cielo de Santa Rosa, Emilio Morales, Los cantores de la Tradición, El Chango Santiagueño y Huayra Canto.