El gobernador cordobés, José Manuel de la Sota, cuestionó los nuevos controles cambiarios. «Te piden hasta la vacuna antivariólica de la abuela», ironizó. Además, le recomendó a su par bonaerense, Daniel Scioli, «defender los derechos de su provincia»

«Te piden hasta la vacuna antivariólica de la abuela», se quejó Juan Manuel de la Sota, tras señalar que «es más fácil sacar un documento de cambio de sexo que comprar dólares». El mandatario justicialista sostuvo además que «cuando hay problema para comprar dólares es porque algo no está bien».

En forma paralela, confirmó que dialogó en las últimas horas con el mandatario bonaerense. «Estuve hablando con Scioli y creo que tiene que defender los derechos de su provincia», apuntó el gobernador bonaerense en declaraciones a la prensa formuladas en Córdoba.

Por otra parte, ratificó que insistirá en la vía del «diálogo» para llegar a un acuerdo por «los 2.000 millones de pesos» que, según argumenta, le debe la Nación a su provincia.

«Es mejor un mal arreglo que un buen pleito», argumentó De la Sota, quien explicó: «Yo he querido siempre encontrar una solución amistosa, pero hasta ahora no hemos encontrado la respuesta que los cordobeses nos merecemos».

«Yo no le estoy pidiendo ‘Presidenta, deme una manito’, yo lo que pido es lo que me deben, porque a los jubilados les hemos tenido que pagar tanto el gobierno de (Juan) Schiaretti como el mío», señaló.

Y, en ese sentido, concluyó: «Ellos quieren que nos ajustemos a lo que ganan ellos(los jubilados nacionales), y no me parece lo correcto (…); un jubilado de Córdoba gana más que un activo, porque cobran el 82 por ciento móvil del bruto, un beneficio que se lo han ganado».