El Senado de los EEUU difundió una investigación en la que confirma los vínculos espurios del banco británico. Las maniobras persisten desde hace más de una década

Una cultura «contaminada» en HSBC Holdings Plc permitió al banco actuar como financista de clientes que recibían fondos oscuros desde los lugares más peligrosos y secretos del mundo, incluidos México, Irán, las islas Caimán, Arabia Saudita y Siria, según un duro reporte del Senado de los Estados Unidos emitido el lunes.

Si bien los problemas del gran banco británico se han conocido durante casi una década, la investigación del Senado detalló lo profundos que son, tanto en el banco como en laOficina del Controlador de Monedas (OCC), un importante regulador bancario estadounidense que según el reporte no supervisó de forma adecuada a HSBC.

«La cultura en HSBC estuvo enormemente contaminada por un largo tiempo», dijo el senador Carl Levin, presidente del Subcomité Permanente de Investigaciones del Senado de los Estados Unidos, un organismo supervisor del Congreso.

El reporte se da en un difícil momento para la industria bancaria, que se tambalea después de una investigación en varios países sobre la manipulación de tasas de referencia internacionales.

El mes pasado, el banco británico rival Barclays Plc accedió a pagar una multa de 453 millones de dólares para resolver una investigación en el Reino Unido y Estados Unidos sobre la manipulación de la tasa de interés London interbank offered rate, conocida como Libor.

La investigación del Senado brinda una inusual mirada a cómo HSBC respondió cuando se le presentaron múltiples casos de flujos de dinero sospechoso.

El reporte pone fin a una investigación de un año que incluyó una revisión de 1,4 millones de documentos y entrevistas con 75 funcionarios y reguladores bancarios. Será el centro de atención de una audiencia del martes en la que HSBC y funcionarios de la OCC deberán testificar.

El banco y el regulador enfrentarán duras preguntas en la audiencia sobre cómo se permitió que los abusos continuaran, incluso después de que la OCC tomó medidas regulatorias contra HSBC en el 2010. Una investigación de Reuters encontró fallas persistentes y problemáticas en el cumplimiento del banco a la hora de no aceptar lavado de dinero desde el 2010.

En un comunicado enviado por correo electrónico, HSBC dijo que el reporte del Senado había brindado «importantes lecciones a toda la industria al buscar evitar que actores ilícitos ingresen al sistema financiero mundial».

El banco dijo que está gastando más dinero en el cumplimiento de las normas y que ha aumentado su coordinación respecto a la supervisión de transacciones de alto riesgo.

El reporte también contiene duras críticas a la OCC, diciendo que el regulador no persiguió al banco a pesar de las múltiples alertas, lo que permitió que temas de lavado de dinero se «convirtieran en un enorme problema».

Thomas Curry, quien asumió como contralor hace menos de cuatro meses, dijo en un comunicado que el cumplimiento de las normas contra el lavado de dinero es «clave para los esfuerzos de nuestro país en el combate contra las actividades criminales y el terrorismo, y la OCC espera que los bancos nacionales y cajas federales tengan programas vigentes para cumplir efectivamente con estas leyes».

Agregó que el reporte del Senado hizo varias recomendaciones «reflexivas (…)», que se adoptarán «plenamente».

Fuente: Reuters