El gigante tecnológico entró en números rojos entre abril y junio, algo inédito desde que comenzó a cotizar en bolsa en 1986: perdió u$s492 millones por una mala inversión

Microsoft había informado que depreciaría el valor de su unidad online, pero el hecho de que haya reportado pérdidas no tiene prácticamente precedentes. El anuncio tuvo que ver con la compra por más de u$s6.000 millones de una agencia de publicidad online que no reportó los resultados esperados.

La empresa informática cerró el anterior trimestre con un beneficio neto de u$s5.108 millones, que ya significó un retroceso del 2,3% interanual.

Los ingresos crecieron un 4%, a u$s18.000 millones, presionados por una desaceleración de las ventas de las computadoras que utilizan su sistema operativo Windows.

 

Infobae