El índice que mide la diferencia con el bono alemán alcanzó esta mañana los 640 puntos básicos. Esta situación se da luego de que la rentabilidad del bono ibérico a 10 años superó el 7,3%. Las principales bolsas europeas operan con fuertes bajas

Tras concluir la jornada del viernes en su nivel más alto al cierre (610 puntos básicos), el diferencial entre el bono español a diez años y el alemán del mismo plazo volvió a dispararse en la apertura después de que se conociera que ya son tres -Cataluña, Murcia y Castilla La Mancha- las comunidades que están estudiando pedir ayuda al gobierno y seguir así los pasos de la Generalitat Valenciana.
Las dificultades de las comunidades autónomas para hacer frente a vencimientos de deudas y pago a proveedores ponen en entredicho la capacidad de España para cumplir sus objetivos de déficit y sus compromisos con Europa, tras la aprobación por parte del gobierno de Rajoy de nuevos y resistidos recortes, que alcanzarán los €65 mil millones en un período de dos años y medio.
Para empeorar la situación, el Banco Central Europeo (BCE) persiste en su negativa a comprar deuda soberana española y de otros países de la zona euro, lo que contribuye a impedir la financiación de España.
El presidente del organismo, Mario Draghi, reiteró el sábado que el mandato del banco «no pasa por ‘resolver los problemas financieros de los estados», sino por asegurar la estabilidad de precios y contribuir a la estabilidad del sistema financiero con total independencia.
Los expertos apuntan a la intervención del BCE como la única posibilidad de que cese el acoso de los mercados a la deuda española, una vez que la ayuda concedida a España por la Unión Europea para recapitalizar su banca se ha mostrado insuficiente para mitigar la desconfianza.
Sin embargo, el ministro de Economía, Luis de Guindos, negó hoy categóricamente en el Congreso que el gobierno esté considerando un rescate total -luego del salvataje a los bancos con una línea de crédito de hasta 100 mil millones de euros- y viajará mañana a Alemania para explicar a su homólogo germano el nuevo plan de ajuste aprobado por el gobierno ibérico.
Infobae