La planta aceitera perteneciente a la empresa radicada en Pomán, PROMET SA, reactivó días atrás la línea de fraccionamiento de aceite de oliva extra virgen, tras el siniestro que sufriera el 1 de junio cuando un incendio de grandes proporciones produjo pérdidas millonarias, que aún no fueron cuantificadas con exactitud y que afectó gran parte de las instalaciones.

El accidente producido por un cortocircuito en su sistema eléctrico, que arrasó en su totalidad con unos 120 mil kilos de aceite envasado que estaban esperando ser trasportadas hacia Brasil y a provincias argentinas, además de destruir varias líneas de producción. Por fortuna, el aceite que se encontraba almacenado en los tanques de la bodega no sufrió las consecuencias del siniestro, por lo cual los empresarios agilizaron las tareas de recuperación de la planta para poner en marcha el fraccionamiento del producto en menos de 6º días y así evitar el desabastecimiento en sus habituales clientes.

La reactivación de la línea de envasado fue presenciada por el ministro de Producción y Desarrollo, Ángel Mercado, que fue recibido por el jefe de planta de PROMET, Fabricio Rasjido, un profesional oriundo del departamento Belén, que se desempeña desde hace casi 10 años en el lugar. “Acá, si no se produce, se pierde el mercado”, aseveró el titular del área productiva, al considerar que no sólo el cliente final se perjudica en el desabastecimiento, sino que los hace “toda la cadena productiva”.

En ese sentido, Mercado destacó el rápido accionar de los directivos de la empresa que con “gran esfuerzo” han procedido a recuperar parte de las instalaciones que comenzaron a construirse desde 1998, y hoy “ya tienen su stock de insumos repuesto y están envasando el aceite almacenado en las bodegas para salir a comercializarlo”, tanto fraccionado como “a granel”.

Envasado

La línea de envasado puesta en marcha, está compuesta por equipos que la empresa aceitera alquila a una firma de Mendoza hasta que las nuevas lleguen a Catamarca, ya que deben fabricarse “a pedido” por sus características especiales (no se industrializan por serie). En este sector donde se trabaja por ahora sólo en dos turnos, se fraccionan entre 700 y 900 latas de un litro de aceite por hora.

“La reactivación de esta línea de producción ha cambiado el ánimo de los actuales 23 empleados permanentes de la planta”, dijo Rasjido al mostrar las instalaciones donde aún está presente la imagen de destrucción ocasionada por el incendio. Sin embargo, el esfuerzo empresarial se percibe en las tareas que se realizan para reconstruir el espacio y “salir del paso”, y más adelante volver a trabajar con normalidad.

Vale mencionar que la cantidad de aceite que se encuentra en las bodegas en perfectas condiciones para su comercialización, es de 1500 toneladas (1.500.000 kilos).